Artículo

Leyendas del Camino de Santiago recopiladas

Recopilamos algunas de las leyendas más increíbles relacionadas con el Camino de Santiago durante más de mil años de historia

Leyendas del Camino de Santiago

Leyendas del Camino de Santiago

Las leyendas del Camino de Santiago más conocidas

La tradición oral en el Camino de Santiago ha sido rica y extensa durante siglos, y las leyendas relacionadas con Santiago, sus milagros y los peregrinos muy populares, tanto que algunas de ellas han llegado hasta nuestros días (a través de diferentes versiones, eso sí, debido a la transmisión oral). Algunas de estas leyendas aún se siguen contando y forman parte imborrable de la tradición popular de algunas localidades del Camino, transmitiéndose entre peregrinos de generación en generación. 

Historias de pastores, del diablo enmascarado, ladrones y bandidos, grandes batallas y apariciones místicas son algunos de los elementos recurrentes de estas leyendas. En ViveCamino ya te hemos hablado en el pasado de algunas de ellas; así que ya es momento de recopilar las más populares en un solo lugar:

La leyenda de Fuente Reniega

En la parte baja de la Sierra del Perdón existe una pequeña fuente, protagonista de esta antigua historia, que cuenta cómo el diablo se le apareció como un joven apuesto a un peregrino extasiado por el cansancio. Aprovechándose de su debilidad, el diablo le ofreció al peregrino un trago de agua en hasta tres ocasiones con la condición de que renunciara a Dios, a la Virgen y a Santiago, a lo que el peregrino se negó, rezando al cielo pidiendo ayuda. Tan fuerte era su fe, que al negarse la tercera vez el diablo desapareció dejando una nube de azufre, tras la que se revelaría la famosa fuente de la leyenda de Fuente Reniega.

Los pastores de Estella

La leyenda de los pastores de Estella nos cuenta la historia de como dos hombres descubrieron la imagen de una virgen en la cima del monte Puy, en el año 1085. Según cuenta la leyenda, una impresionante caída de estrellas habría conducido a dos pastores que se encontraban en la falda del monte hacia el lugar, encontrándose con la imagen de una virgen.

Tras avisar al sacerdote de su parroquia y volver todos al lugar, intentaron mover la imagen de la virgen, pero ni con todas sus fuerzas pudieron moverla ni un centímetro, debido a lo que parecía una gran fuerza divina, por lo que decidieron dejarla en el lugar y construir un templo en torno a ella. Solo cinco años después el rey navarro Sancho Ramírez fundaría la ciudad de Estella para dar cobijo a los peregrinos del Camino de Santiago (el nombre de Estella viene de stella, "estrella" en latín).

Capitel de la batalla entre Roldán y Ferragut

Capitel de la batalla entre Roldán y Ferragut

La batalla de Roldán y el gigante Ferragut

La leyenda de Roldán y Ferragut es una de las historias más difundidas en la zona de La Rioja y Navarra. Nos cuenta sobre la leyenda de la batalla entre el sobrino de Carlomagno, el caballero franco Roldán o Rolando, y Ferragut, un gigante al que se le atribuye ser parte del linaje de Goliat. Ambos se batieron en una lucha encarnizada en el Poyo Roldán (en Alesón, La Rioja), al divisarle Roldán y sus caballeros en su castillo mientras, según se cuenta, se dirigían en peregrinación a Santiago. 

La batalla entre los dos bandos, tremendamente igualada, se postergó durante días, sin encontrar los francos aparentemente ningún punto débil en Ferragut. Finalmente el gigante cayó desfallecido por las fuerzas encima de un también agotado Roldán, quien aprovechó para asestarle una puñalada mortal en el único punto débil que se cuenta tenía Ferragut, su ombligo. De esta forma se cuenta que se logró expulsar a los musulmanes del castillo de Nájera, en La Rioja.  

La leyenda del peregrino fantasma

Esta leyenda es una de las más curiosas y está directamente relacionada con la ciudad de Santiago y los alrededores de la catedral compostelana. Habla del romance entre un clérigo y una monja del convento de San Pelayo a la que profesaba un gran amor, cruzando todas las noches un estrecho pasadizo debajo de la Plaza de Quintana -que unía el convento con la catedral- para encontrarse con ella. Cansado de vivir en la clandestinidad, un día el sacerdote le propuso a la monja quedar a media noche en la plaza para fugarse juntos y no volver jamás. Ataviado con una túnica de peregrino, el sacerdote esperó horas y horas a su amada en la plaza, pero esta nunca llegó y se cuenta que desde entonces todas las noches la espera en el mismo lugar como alma errante. 

Lo más curioso de la leyenda del peregrino fantasma es que en la Plaza de Quintana, en la base de la Torre del Reloj de la catedral, entre la Puerta Real y la entrada de la Puerta Santa, se puede entrever la sombra de un peregrino, con su capa, sombrero y bastón. Todo ello es el producto de un efecto óptico fruto a la iluminación de la plaza y la sombra del pararrayos de la Catedral de Santiago.

Ejemplar de lobo ibérico

Ejemplar de lobo ibérico

El lobo protector de peregrinos

Cuenta esta leyenda que un peregrino camino de Santiago de Compostela recorría los bosques de los Pirineos, cerca de Roncesvalles, cuando en una posada conoció a otro peregrino con el que entabló amistad. Tal era su camaradería que ambos peregrinos acordaron recorrer aquellos parajes juntos para protegerse mejor de las alimañas y los bandidos que acechaban esas tierras, sin embargo, en un momento de total descuido, nuestro peregrino se encontró con una puñalada en la espalda de su nuevo compañero, que no era otra cosa que un bandido aprovechándose de su confianza. El bandido le desposeyó de todas sus pertenencias y lo arrojó a su suerte, desnudo, por una ladera.

Desangrándose, el peregrino vio como se le acercaba una manada de lobos para complicar todavía más su final. Sin embargo cuando tenía a los lobos a un solo palmó, creyó vislumbrar un brillo en los ojos de un de ellos, lo que identificó como una aparición del mismísimo Santiago. Según cuenta la leyenda del lobo protector de peregrinos, la manada no le hizo ni un rasguño, dejándole morir en paz y rogando por su alma, y se dirigió en busca del bandido para cobrarse venganza. Este se había escondido en un refugio, donde se creía muy seguro, pero entre ronquido y ronquido se vio sorprendido por los lobos, que cobraron buena cuenta de él; todos menos el lobo de ojos brillantes, que no habría tomado parte de la venganza.

¿Conoces más leyendas sobre el Camino de Santiago y sus peregrinos? Compártelas con nosotros en los comentarios.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Xavier Eguiguren
Xavier Eguiguren 05/05/18 01:22:18
21
Artículo que he publicado en el periódico La Nueva España de Asturias. Ultreia peregrinos!!!!

El camino de Santiago primitivo

Un camino de Santiago que reproduce el cantar de los juglares. Peregrino escucha el silencio, regocíjate en ese momento inhóspito y buscado. Un tiempo de laúdes, tamboriles y flautas.

El peregrino ahorcado.

“Por dereito ten a Virgen”
“Es el más divulgado de los milagros del Camino de Santiago y sucedió en Toulouse en el año 1090. En el Liber Beati Jacibi se le atribuye a Calixto II.
Un romero alemán devoto de Santa María viajaba con su hijo por Rocamador hacia Santiago de Compostela. Un malvado y hereje posadero introdujo secretamente un vaso de plata en el saco del hijo. Delatado y descubierto, un juez mandó ahorcar al mozo delante de su desolado padre, que llorando continuó su prometida peregrinación. Pasados tres meses, de regreso fue a ver a su hijo colgado y muerto, descubriendo que aun vivía porque Santa María le sostuvo ese tiempo con sus manos. La gente indignada buscó al posadero hereje, que al confesar su culpa fue quemado en la hoguera”.

Quien va a Santiago y no al Salvador. La villa de Oviedo, antigua, vestida de domingo bucólico, se regocija viendo como cae la lluvia con cadencia sobre su suelo eternamente mojado.
Gotas de mayor a menor tamaño, dibujan círculos concéntricos de diámetros, los primeros pequeños a grandes e infinitos los últimos. Lemiscata, baile de ondas sobre un gran charco en la plaza del ayuntamiento.
***
I
Serenatas de trinos durante un tiempo infinito, enmarcan el caminar hasta San Juan de Villapañada, por una senda de hospitales borrados repleta de historia. Recibo en la primera etapa del camino primitivo de Santiago, hoy, más de lo que he dado.
***
II
Un mar de niebla, de humedad sin fin. Piel de agua efímera cubre formas animadas e inanimadas. Envuelve mi cuerpo el oxígeno limpio de la mañana, empapa esta cabeza el infinito de los pensamientos circulares, y ajenos los pies, caminan sin dar cuenta de sus experiencias con los guijarros, siempre adelante por el trazado del recogimiento.
Cae la lluvia al iniciar la segunda etapa del camino, trayecto que va desde Villapañada a Bodenaya. Disfrazado de hora, minuto y segundo, Dios es dueño del tiempo, ese momento quiere vivir eternamente, y se hace renglones en la memoria del caminante.
***
III
El sol peregrino y solitario, permite que la luminosidad camine sola, muda claridad perimetrada con cercas de madera. Complot entre el cielo y la tierra, por el cual se forman cuadrículas verdes, azules y amarillas, pastos infinitos cóncavos y convexos.
La tercera etapa del camino abarca el espacio que han de cubrir nuestros pies, desde Bodenaya hasta Campiello.
***
IV
Aún resuena en mi oído un despertar con hermosos y tenues susurros. Una melodía que se corresponde con la levedad que queremos para con nosotros mismos, leve la tierra, el cansancio.
Un comienzo dulce, al escucharse el “Ave María” de Händel, que surgía de entre las paredes de colores, esas que delimitaban nuestro ser y estar. Recuerdo una casa de color rojo que se despedía de todos los espíritus peregrinos, dejábamos un refugio precioso para interiores con mil cargas, ya un poco más atenuadas.
De “Campiello” a “Berducedo” por el camino de los hospitales. Mil doscientos metros de niebla que te lame la mochila, que pesa, te ciega, que no te deja ser testigo de la belleza del paisaje.
***
V
Las cuatrocientas sesenta mil necesidades del ser, se apilan como piedras en los cajones más escondidos de la psique. Los pasos que pesan, son el antídoto para el afligido. El continuo caminar reduce las exigencias del peregrino, cada pisada en el camino hace más fácil y liviana la propia vida.
La quinta etapa del camino concluye en Grandas de Salime. La niebla y el rocío de la mañana son compañeros embutidos en sus pensamientos. Bruma y humedad cálida, que como el viajero, ya sea peregrino, romero o palmero, se desprende de su peso. Alba construida con pequeñas gotas de agua fresca que quedan detenidas en mi viaje, sobre la ropa que me cubre.
***
VI
Túneles de pasos arañados en la tierra y flanqueados por bosques de pinos. Reinos de tamaño ínfimo que se ubican a lo largo del camino primitivo, en la sexta etapa desde Grandas de Salime hasta Fonsagrada, esta última villa ya en la provincia de Lugo.
***
VII
Un sol hermoso asoma tímidamente su rostro. Viajero disco de luz se aventura a tocar con los primeros rayos, un corto espacio de agua pura que fluye de la fuente sagrada que da nombre a la villa de Fonsagrada. Porción de líquido único y exclusivo para este peregrino.
El círculo infinito acaricia el tiempo. Los primeros pasos de la mañana se han consumado y se dirigen a la localidad de O Cádavo Baleira, como parte de la séptima etapa del camino.
***
VIII
Imágenes de sonidos dibujadas en los códices, que pudieron haber sido, que nunca fueron porque murieron en el “scriptorium” de amplios ventanales, afecto al pensamiento de los caminantes.
Camino real como la vida, el que une en la octava etapa, O Cádavo Baleira con la ciudad amurallada de Lugo.
***
IX
Me abrazo a la almohada, la noche se acuesta, las piedras del camino corren más que el peregrino. Paso tras paso, sueño que me aferro al crujir de los árboles, estos se mecen con la intención de seguir durmiendo.
Desde Lugo a San Romao da Retorta, en la Galicia perenne habita el caminante, ahora en la novena etapa del camino.
***
X
El aire que nunca olvida, recuerda fragancias de fragmentos de vidas. Los viajeros, de sentidos y sentimientos doblados, algunos encontrados y otros livianos, pesados, pero todos guardados en amplias mochilas, afrontan la décima etapa desde San Román da Retorta a Melide.
***
XI
Cientos de almas y destinos confluyen, cien piropos al camino antes primitivo, unido a partir de ahora al francés. Aguas santas, única espuma de vidas que se dirige hasta o Pedrouzo, en la undécima etapa de un camino antiguo.
***
XII
En la última noche se apagaron las estrellas del firmamento. Con la salida tímida de los primeros rayos de sol parecía no querer empezar el día.

Los peregrinos se disponían en hilera, seguían el sendero encandilados por las señales, entre cada uno de ellos polvo y piedras. Conseguir beber con sed la soledad es un gran logro, una recompensa que obtiene un viajero que teme que la muerte, sea su compañera de camino en algún lugar aislado.

La duodécima y última etapa termina en la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela.

“Como los 12 apóstoles, las 12 Tribus de Israel, los 12 dioses y titanes del Olimpo, los 12 Caballeros de la Mesa Redonda, los 12 Pares de Francia del Rey Carlomagno, los 12 fundamentos o bases de la muralla del Nuevo Jerusalén, las 12 perlas, las 12 puertas, los 12 ángeles que protegen las puertas, los 12 veces 12.000 hombres que vivirán en la ciudad sagradas, las 12 tareas de Heracles, los 12 compañeros de aventuras de Sigfrido y mil veces 12”.

Dejar de caminar, detener los pasos, y para mis adentros pedir.

Camino de Santiago primitivo, nunca nos olvides.
2 1
Xavier Eguiguren
Xavier Eguiguren 05/05/2018 01:27:05
3
Pasarela de las xanas

Pasarela de las xanas

3
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.