Reportaje

Los Caminos para descubrir Asturias

Quienes completan la Ruta Xacobea por el norte de la Península encuentran belleza y singularidad a partes iguales. Hay varios itinerarios, ¡te invitamos a descubrirlos paso a paso poniendo el foco en el Camino Primitivo!

Peregrinos -  Camino de Santiago -  Camino Costa - Playa de San Martín_Original

Peregrinos - Camino de Santiago - Camino Costa - Playa de San Martín_Original

Hay muchos caminos para llegar a Santiago, unos más frecuentados que otros, pero todos con su encanto particular. El Principado de Asturias puede presumir de que por sus tierras pasan varias de las rutas xacobeas, algunas de ellas no tan conocidas, pero con una belleza y una singularidad únicas. La vertiente asturiana gana cada vez más adeptos y puede presumir de ser una ruta fascinante no solo por su atractivo sino también porque la masificación no se ha apoderado de sus rutas, como sí ocurre con otros caminos. 

Se ha mejorado el tema de la señalización y de acceso en los últimos años, lo que ha supuesto que los peregrinos que escogen los trazados asturianos solo tengan que estar pendientes de los atractivos del paisaje. Varios siglos antes de que comenzase a ponerse de moda el Camino de Santiago, el rey Alfonso II ya había peregrinado hacia la tumba del apóstol, en concreto a través del Camino Primitivo, sobre el que profundizaremos a continuación. 

Camino Primitivo

El Camino Primitivo es el que se dirige desde Oviedo/Uviéu a Santiago y que se adentra en el interior de Asturias y Galicia. Tal y como comentábamos al inicio del artículo, su origen se debe a la peregrinación del rey Alfonso II de Asturias, conocido como El Casto y considerado el primer peregrino a Santiago tras recorrer los 320 kilómetros que separaban su corte en Oviedo/Uviéu de Santiago de Compostela. Según la leyenda, bajo su reinado se descubrió la tumba del apóstol y fue el propio rey en persona el que se lanzó al camino para comprobar si realmente era cierto. 

Tras descubrir el supuesto sepulcro secreto de Santiago el Mayor junto con sus discípulos Atanasio y Teodoro en un bosque del occidente gallego, el obispo Teodomiro de Iria Flavia habría contactado con el propio Alfonso II para solicitar su ayuda con el fin de proteger el lugar de ataques musulmanes. Esta iniciativa de Teodomiro llamó la atención de Alfonso II, que quiso apoyarle dándole veracidad bajo su propia figura de monarca y comprometiéndose hasta tal punto con el descubrimiento que apoyó la construcción de un templo en el lugar donde se hallaron los restos para que los demás fieles pudieran rendirle culto. Este acontecimiento se considera el germen del fenómeno jacobeo que se desarrollaría a partir de ese momento. 

Se tiene constancia al menos de una peregrinación de Alfonso II (760-842) al lugar sagrado desde la sede de su corte, en el año 834. El recorrido se convirtió en la principal ruta de peregrinación de la época, conocida ahora como el Camino Primitivo. Que el rey asturiano se haya involucrado es clave para convertir un hallazgo local en todo un fenómeno para el cristianismo. Santiago el Mayor se convertiría a partir de ese momento en patrón de los reinos hispanos y en una figura protectora de los ejércitos cristianos en su guerra "santa".

Salas

Salas

¿Y cómo es en la actualidad?

El tramo Primitivo se reparte en nueve etapas que suman un total de 148,6 kilómetros de paisaje tanto rural como montañoso. Los caminantes pueden seguir variantes o decantarse por el trazado original.

Entre Oviedo/ Uviéu y Lugo el peregrino se topa con un recorrido de montaña de nivel medio. Sin embargo, el camino es un subir y bajar continuo en el que hay todo tipo de caminos de diferentes niveles: pistas de tierra, senderos, pistas de gravilla y tramos de asfalto.

Esto ocurre a partir de la cuarta etapa, la que une Tinéu con Pola de Allande. Una vez allí, los caminantes tendrán dos opciones: continuar por el itinerario oficial o tomar la variante de Hospitales. En ese caso se aconseja hacer noche en Bourres. Esta variante vuelve a unirse con el trazado oficial en Montefurado, muy cerca de Berducedo, donde ya se retoma el trazado oficial.

Con esta carta de presentación, no está de más advertir que se requiere cierta preparación física para poder abordarlo con éxito. Eso sí, para tranquilidad de quienes se planteen hacerlo hay disponible una extensa red de albergues que permiten al peregrino adaptarse al recorrido y hacerlo más o menos largo según el nivel de cansancio y de exigencia. Desde luego, la belleza del entorno compensará el esfuerzo que supone elegir esta ruta. 

Al contrario que el Camino Francés, el Camino Primitivo no está masificado ni siquiera en temporada alta, por lo que es la ruta ideal para dejarse empapar por el encanto del camino sin encontrarse con aglomeraciones. Lo que hace aún más especial a esta ruta son los lugareños, que destacan por su amabilidad y su ofrecimiento a todo peregrino que por allí pasa. 

El Camino Primitivo se considera la primera ruta jacobea de la que se tiene conocimiento, de ahí su nombre. Y no solo porque Alfonso II se considere el primer peregrino en haberlo recorrido, sino porque con el paso de los años ha seguido manteniendo su esencia y muchos caminantes lo eligen para emular a los romeros medievales que se dirigían a la lejana Compostela.

Ermita de Santiago - Montefurado

Ermita de Santiago - Montefurado

Además del Primitivo, Asturias cuenta con otras dos rutas consagradas cuyo destino final es Santiago de Compostela: el Camino de la Costa y el Camino del Salvador.

Camino de la Costa

Antes de que se consolidara el Camino Francés, el itinerario más conocido y transitado del Camino de Santiago era el denominado Camino de la Costa, también conocido como Camino del Norte. Sus 815 kilómetros desde Irún hasta Santiago atraviesan el norte peninsular a lo largo de toda la costa. A su paso por Asturias, entra por la ría de Tina Mayor y abandona la comunidad por el río Eo, en la frontera con Galicia, recorriendo entremedias 284,1 kilómetros y veintiún concejos asturianos. A lo largo del trayecto se alternan travesías por las Asturias rural, marinera y urbana, lo que permite tener un perfil muy completo de toda la idiosincrasia de la zona. Puentes medievales, playas, ciudades, antiguos hospitales de peregrinos… el entretenimiento está asegurado. 

Peregrinos -  Camino de Santiago -  Camino Costa

Peregrinos - Camino de Santiago - Camino Costa

Aunque inicialmente son trece las etapas que conforman el Camino de la Costa, el peregrino puede aumentar y reducir algunas de ellas sin ningún tipo de problema ya que la extensa red de albergues y alojamientos turísticos permite amoldarse a todo tipo de exigencias en cuanto a la ruta. 

Actualmente, el Camino de la Costa suele considerarse la antítesis del Camino Francés. Mientras este último se recorre entre zonas montañosas y otros accidentes geográficos, el costeño discurre en paralelo al mar Cantábrico, agasajando al peregrino con unos paisajes de postal dignos de ir fotografiando cada kilómetro de su recorrido. 

Aun así, mar y montaña conviven armoniosamente durante muchos tramos del camino. El paso por diferentes villas marineras y pueblos rurales no dejan indiferente al peregrino en ningún tramo del recorrido. Entre las playas por las que se transita, destacan algunas como el arenal de San Antolín o la bellísima Concha de Artedo, mientras que los bufones de Cabo Busto suponen un espectáculo de la naturaleza que hace detenerse a todo peregrino que por allí pasa.

Camino del Salvador

Remontémonos un poco a la historia para descubrir el origen de este camino. Lalaing y otros dos caballeros se despidieron de la comitiva en Burgos y pusieron rumbo hacia el oeste, asombrándose al descubrir una mina de azabache cerca de León. Sin embargo, en lugar de ir directos a Galicia, decidieron subir primero hasta Oviedo/ Uviéu. El Camino del Salvador nace realmente en León, a las puertas del antiguo hospital de peregrinos de San Marcos. Desde ese punto, se establecen cinco etapas, de las cuales las tres últimas transcurren por suelo asturiano.

Regueiro del Robleu - Camino Primitivo

Regueiro del Robleu - Camino Primitivo

El Camino del Salvador fue muy relevante en la Asturias medieval, prueba de ello es el rastro que la tradición jacobea ha dejado en algunos topónimos de la zona, como por ejemplo Mieres del Camino/Mieres del Camín. Afortunadamente, en pleno sigo XXI, ha recobrado toda su vitalidad. 

Podría decirse que el Camino del Salvador es un desvío del Camino Francés que permitía a quienes lo tomaban empalmar con el Camino Primitivo. 

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom