Camino de Santiago en pareja: ¿Por qué debes probarlo?

¿Has pensado alguna vez en recorrer el Camino de Santiago con tu pareja? Sin duda aportará a vuestra vida en común algunos beneficios que no debemos subestimar.

Fernando Borjas
26/10/2018 17:20
Camino de Santiago | Foto de Renatas Ruzgys

Camino de Santiago | Foto de Renatas Ruzgys

✔ ¿Por qué hacer el Camino de Santiago con tu pareja es una apuesta segura?

Cada peregrino es libre de hacer el Camino de Santiago como y con quien le plazca (mientras respete a los demás) y lo cierto es que todas las compañías son igual de validas para caminar por la ruta jacobea. Bien sea en grupo, con un amigo o con un familiar, con nuestra pareja o simplemente en solitario, el Camino nos recibe con los brazos abiertos, aunque eso sí, la experiencia va tomando diferentes matices.

En otras ocasiones ya he hemos hablado sobre las ventajas e inconvenientes de hacer el Camino solo, pero hoy queremos contarte los beneficios que te encontrarás si decides hacer el Camino de Santiago en pareja, que no son pocos. El Camino de Santiago es una experiencia totalmente diferente respecto a cualquier viaje convencional que puedas organizar con tu pareja; es una aventura en la que pasaréis muchas horas y días (o incluso semanas) juntos y en cierta manera os servirá para conoceros mejor todavía.

Hay varias razones de peso para confiar en que el Camino de Santiago estrechará aún más tus lazos con tu pareja; estos son solo algunos de ellos:

1. Superaréis vuestros límites juntos

El Camino de Santiago tiene un poder especial para unir lazos entre las personas, sobre todo con aquellas con las que lo recorres de principio a fin, con las que sales de casa. Recorrer la ruta jacobea supone para muchos de nosotros salir de la zona de confort y vernos expuestos a condiciones a las que no estamos para nada acostumbrados. El esfuerzo físico, la climatología, las heridas y lesiones, y en general las situaciones inusuales a las que nos expone el Camino a veces nos llevan al límite como personas, sin embargo recorriéndolo en pareja tenemos la oportunidad de apoyarnos en la otra persona, ayudarnos mútuamente superarnos y descubrir juntos otra parte de nosotros que quizás no conocíamos. 

2. Os conoceréis en las buenas, pero también en las malas

Muchos coinciden en que el Camino de Santiago es una herramienta muy útil para ponerse a prueba antes de dar un paso más importante en una relación, como decicirse a vivir juntos compartiendo un hogar. La razón es que si decides hacer el Camino con tu pareja, no tendrás más remedio que compartir el mismo tiempo y espacio las 24 horas del día, un tiempo perfecto para conocerse mejor y ponernos a prueba, tanto en las buenas como en las malas. El Camino de Santiago nos pondrá en ocasiones frente a problemas, debates y encrucijadas perfectos para poner a prueba a las personas, una ocasión perfecta para demostrar respeto, tolerancia y empatía (o la ausencia de estas virtudes). El resultado de este "examen" que nos la vida nos puede ser muy útil para sacar conclusiones y tomar decisiones para el futuro.  

3. Recuperaréis el tiempo para conversar de verdad

Con la vida atada a horarios, obligaciones y rutinas que llevamos muchos de nosotros, siempre fuera de casa, no siempre tenemos la ocasión de disfrutar de la compañía de nuestra pareja. Las prisas y las responsabilidades nos dejan muy poco tiempo para convivir de verdad, por eso es tan important aprovechar el tiempo libre, los días de vacaciones, para recuperar el tiempo perdido y el Camino de Santiago es perfecto para ello. Caminar con la persona más importante de tu entorno es perfecto para conoceros de nuevo, fortalecer los lazos que se hayan debilitado por el desgaste del tiempo y ayudaros mútuamente a desahogaros. Una de las mejores virtudes que el Camino de Santiago ayuda a cultivar como nadie es saber escuchar (algo cada vez más en desuso); practícala y serás recompensado. 

4. Viviréis una experiencia para recordar siempre

Por último, y no menos importante, hay que recordar que el Camino de Santiago es una experiencia diferente a lo que seguramente estés acostumbrado. Puede ser el soplo de aire fresco que necesitas con tu pareja para salir de la rutina y cumplir el reto de probar nuevas aventuras. Es cierto que hay que prepararse físicamente con antelación y que conlleva una planificación en cuanto a qué ruta jacobea vas a recorrer, pero lo cierto es que al final nadie se arrepiente de dar el paso. El Camino de Santiago engancha y si la experiencia cala en vuestros espíritus, es muy probable que se convierta en un destino habitual para vosotros, vuestro lugar de retiro y desconexión personal. 

¿Necesitas más motivos para hacer el Camino de Santiago en pareja? Si se te ocurren más razones por las que vale la pena probarlo, déjanoslas en los comentarios. 

 
Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom