Corcubión

Localidad

1 valoraciones
2
1
0

Qué ver en Corcubión

Corcubión ©Panoramio /Abílio Martins

Corcubión ©Panoramio /Abílio Martins

Corcubión es una de las localidades gallegas que se debe visitar por su bella estampa de conjunto. El núcleo primitivo tuvo su origen más al interior de su ubicación actual aunque, a partir del siglo XII, cuando los piratas dejaron de llegar a esta costa, la población comenzó a instalarse más cerca del mar. El actual pueblo creció a partir del enclave original del puerto, estirándose en línea con la costa.

Nada más arribar al enclave por la ribera, el caminante deja a mano derecha la plaza del campo de Santo Antonio, en la que sobresale un crucero del siglo XVIII y la pequeña capilla de Santo Antonio, del siglo XVII. Este templo conserva en su interior una imagen policromada de Santo Antonio de Padua. Tras continuar camino por el bello paseo marítimo, con su incomparable vista de la ría de Corcubión, al peregrino le sorprenderán las hermosas galerías que lo engalanan. 

En la localidad se conservan tanto casas típicas de las villas marineras, con hermosos balcones de madera, como otras más señoriales, con blasones  y escudos hidalgos o de armas, que hablan de la historia de la villa, ligada a la nobleza asentada en la zona en época medieval y a una importante burguesía dedicada en el siglo XIX a los intercambios mercantiles y a las factorías de salazón. Entre los inmuebles también encontrará el caminante casas de indianos.

Tras recorrer e inmortalizar el paseo marítimo, el trazado jacobeo ya conduce a los peregrinos, a la altura de la plaza de Castelao, al propio casco antiguo, declarado en 1985 conjunto histórico-artístico. Esta plaza, en la que destaca un palmeral, es la principal de la población. En su número 12 se sitúa una de las construcciones más importantes del enclave, la Casa Miñones (siglo XIX), de composición clásica con galería -fue reformada por el oligarca local, Don Manuel Miñones, entre 1899 y 1902-, y, enfrente, una de las fuentes públicas que todavía existen en Corcubión, la fuente de los Catro Caños.

La ruta prosigue a continuación por estrechas callejuelas hacia la iglesia de San Marcos, destacado monumento de la localidad. Aunque conserva restos románicos en su capilla mayor, el templo sufrió muchas reformas a lo largo de los siglos XIV y XV, en un estilo gótico tardío. Su interior fue saqueado durante la invasión de las tropas francesas de Napoleón. Además, a lo largo del siglo XIX varios rayos afectaron a su estructura. El que cayó sobre la torre el 19 de marzo de 1885 fue el que causó una mayor destrucción.

Tras ese impacto se remozó la fachada construyendo la actual neogótica, y ocultando la anterior, levantada en estilo gótico marinero. Ese viejo estilo sí pervive en las bóvedas y contrafuertes y se percibe todavía en el interior. La iglesia, declarada Bien de Interés Cultural, conserva una imagen de San Marcos de A Cadeira, llamada así por estar sentada en un sillón.

Datada entre finales del siglo XV y principios del XVI, sobre su origen se cuentan varias versiones. Una de las más extendidas, de tradición popular, recuerda cómo la imagen fue extraída del mascarón de proa de un barco veneciano y llevada por los marineros a la iglesia, buscando la intercesión del santo para amainar un temporal. En torno a la iglesia parroquial, en la rúa de San Marcos, destaca también el pazo de los Condes de Altamira -que ejercieron señorío en la zona-, aunque se halla muy reformado respecto a cómo era en su origen (en el siglo XV). 

Corcubión ©Panoramio /magoncan

Corcubión ©Panoramio /magoncan

En su momento tuvo unas torres defensivas que fueron demolidas en una remodelación posterior. Tras retomar el recorrido, el peregrino se adentra por la calle de las Mercedes, donde se ubica una de las casas señoriales más emblemáticas del enclave. Se trata de la Casa Teixeira (1789), con fachada de estilo neoclásico dominada por un gran escudo.  

Por la línea costera Pero si en vez de adentrarse por la zona histórica, y seguir por la sirga peregrina, el caminante continúa trazado junto a la costa encontrará la oficina de información turística (ubicada en el edificio del siglo XIX que funcionó como cárcel provincial) y, acto seguido, el Museo Marítimo, ubicado junto a la bonita playa de Quenxe.

Las instalaciones, ubicadas en la antigua fábrica de salazón, concentran más de mil piezas relacionadas con la vida marítima de la Costa da Morte. En el inmueble se localizan tanto instrumentos náuticos como maquinaria, utensilios de carpintería de ribera, motores o planos. Durante el invierno abre por las mañanas, de 11.00 a 14.00 horas. En verano abre también por las tardes. El horario es de 16.00 a 20.00 horas. 

Para más información llamar al: (+34) 981745410 - (+34) 981740505. Si se sigue la C-552 hasta llegar al cementerio de Corcubión y se toma un desvío a la izquierda se alcanzará posteriormente el faro de la población, situado en el conocido como Cabo Cee. Fue iluminado por primera vez en 1860 y en 1934 ya se automatizó.

A dos kilómetros del faro se localiza el Castillo del Cardenal, finalizado, al igual que el que se levanta al otro lado de la ría -la fortaleza del Príncipe- por el ingeniero Francisco Llovet. Data de la segunda mitad del siglo XVIII. Tenía doce cañones y una capacidad para 96 personas. La estratégica ubicación del puerto de Corcubión lo convertía en obligada parada de las expediciones que se dirigían hacia el norte de Europa o rumbo hacia el Mediterráneo.

Además, esta ría servía como trampolín para hacer incursiones de saqueo en las villas del interior. Por ello, a partir del siglo XVII se comienza a barajar la necesidad de levantar fortificaciones en esta ensenada. La leyenda local habla de la existencia de una cadena que uniría los dos castillos enfrentados, el del Príncipe y el del Cardenal, que, mediante fuego cruzado, defendían la ría. Esa hipotética cadena se tensaría y, según la tradición, impediría el avance de las naves enemigas. Fiestas En abril es cuando arranca el calendario de celebraciones en Corcubión.

Coincidiendo con la festividad de San Marcos, patrón de la villa marinera, el día 25 de ese mes se da el pistoletazo de salida a dos jornadas lúdicas, con pasacalles, una procesión religiosa -en la que la imagen del santo recorre las calles de la localidad-, y mucha música. Ya en época veraniega, el pueblo costero celebra con especial énfasis, al igual que casi toda la Galicia del litoral, el 16 de julio, la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores.

El tercer fin de semana de ese mismo mes la villa se retrotae a época medieval y celebra una feria y un mercado del Medievo con decenas de puestos y actividades. El 24 de septiembre, y como despedida del verano, tiene lugar la fiesta de la Virgen de las Mercedes, una celebración de gran tradición popular en la villa.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

El tiempo en Corcubión

12°

13/11/2019

muy nuboso

Ubicación
Mapa de establecimientos en la localidad
Servicios
  • Conexión por autobus
  • Cajeros
  • Farmacias
  • Guardia Civil981745424
  • Policía local981745400
  • Protección Civil607922122
  • Supermercados
  • Paradas de taxi
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom