Reportaje

La Cuesta del Sapo: el mayor reto entre A Fonsagrada y O Cádavo

Uno de los tramos más temidos de todo el camino primitivo

Bajada hasta O Cádavo, imagen de Wikimedia Commons por José Antonio Gil Martínez

Bajada hasta O Cádavo, imagen de Wikimedia Commons por José Antonio Gil Martínez

La etapa 8 del camino primitivo

El trayecto entre A Fonsagrada y O Cádavo es la primera etapa del camino primitivo que transcurre por completo en Galicia, si se empieza en Oviedo. Si el punto de inicio es O Acebo, sin embargo, será la segunda. Es una etapa que resulta fascinante por los entornos naturales que atravesamos durante estos 28 kilómetros, pero eso no consigue que olvidemos lo dura que puede resultar. 

Este recorrido alterna subidas y bajadas de diferente intensidad, a la vez que atraviesa varias aldeas. Aunque esta etapa pueda pasar desapercibida, es más exigente de lo que parece, sobre todo para aquellos que deciden prolongarla hasta Castroverde para reducir la distancia de la novena etapa, que llega a Lugo. 

El peor tramo de la etapa

En general se considera que la etapa más dura del camino primitivo es la que va desde Borres hasta Berducedo, ya que incluye el ascenso hasta Pola de Allande y la abrupta bajada hasta Berducedo. Si la subida es dura, bajar lo es aún más, ya que hay un desnivel de 600 metros que en invierno puede parecer impracticable para alguien poco curtido. 

Sin embargo, a medio camino entre A Fonsagrada y O Cádavo se encuentra la Cuesta del Sapo, que culmina la llegada a A Lastra. Este ascenso no es largo, pero es intenso, y es que en solo un kilómetro se pasa de los 675 metros de altitud a 820. Puede parecer que 145 metros de desnivel no es mucho, pero cuesta arriba y después de llevar ya cerca de dos tercios de la etapa, resulta agotador. Sobre todo, teniendo en cuenta que una vez se llega a A Lastra, aún queda un tramo de subida hasta Fontaneira de alrededor de otro kilómetro. No es tan duro como el anterior, pero es buena idea hacer un pequeño descanso en A Lastra para recuperar el aliento antes de continuar.

Camino primitivo, imagen de Wikimedia Commons por Simon Burchell

Camino primitivo, imagen de Wikimedia Commons por Simon Burchell

La recompensa tras la subida

Terminar una subida tan intensa como la que precede a la llegada a Fontaneira es motivo de satisfacción para el peregrino. Afortunadamente, una vez allí, ya solo queda el tramo final, mucho más sencillo. Desde la cota más alta de la etapa, a 900 metros de altitud, toca bajar hasta volver a situarse en los 700. Aún queda cerca de una hora de etapa, algo menos de cinco kilómetros. Tras una bajada llevadera en su mayoría, por fin se puede ver O Cádavo, donde hay un albergue en la entrada en el que recuperar la energía después de esta etapa tan intensa.

Relacionados

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom