Reportaje

Lluvia en el Camino de Santiago: Qué hacer y cómo protegerse

¿Qué sucede si nos llueve durante el Camino de Santiago? ¡No pasa nada! La lluvia puede regalarnos buenos momentos y grandes anécdotas, no obstante, os contamos cómo podéis protegeros de la lluvia si os sorprende en el trayecto

Peregrinos en el Camino de Santiago - Mercedes Rancaño Otero/iStock

Peregrinos en el Camino de Santiago - Mercedes Rancaño Otero/iStock

Conocer previamente el tiempo en el Camino de Santiago es un dato de gran utilidad que todos los peregrinos deberíamos conocer antes de iniciar nuestro trayecto. Sin embargo, aunque tengamos con antelación el pronóstico, lo cierto es que la lluvia puede sorprendernos en cualquier momento del Camino. Junto a este hecho, está que las rutas más transitadas por los peregrinos son las del norte de la Península Ibérica, por lo que es probable que en todas ellas te llueva más de un día. 

¿Qué sucede si llueve? No pasa nada, la lluvia también puede regalarnos buenos momentos y anécdotas. La lluvia limpia y purifica el aire, de modo que podrás caminar disfrutando del aire puro. Esto ayudará a que tu respiración sea más fluida y te facilite regular el esfuerzo de la caminata. 

La lluvia también suaviza el clima, si es verano y hace excesivo calor, o invierno y mucho frío, se regulará en una temperatura media. En resumidas cuentas, al mal tiempo buena cara, ¿verdad? ¡La lluvia también tiene sus cosas buenas! Sin embargo, cabe estar atentos a una serie de medidas que nos ayudarán a tener una buena experiencia haciendo el Camino de Santiago si la lluvia nos sorprende. 

Cómo protegerse de la lluvia en el Camino de Santiago

Después de haber comentado algunos de los encantos que tiene la lluvia en el Camino de Santiago, te damos unos consejos sobre qué hacer y cómo protegerse durante nuestro trayecto. La lluvia es inevitable, y como mencionamos antes, puede aparecer por sorpresa en cualquier momento así que será mejor afrontarla con el mejor de los ánimos. 

Lo primero de todo es adelantarnos a los sucesos. Después de mirar el tiempo que hará en el Camino de Santiago, si no hay previsión de que llueva pero sí hay nubarrones, es aconsejable tomar las medidas adecuadas para no acabar encharcados y coger un catarro. Aquí te dejamos una serie de sugerencias sobre qué ropa y complementos llevar cuando llueva. 

Llevar poncho o chaqueta

Cuando comienza a llover, es importante disponer de una adecuada protección que nos proteja e intente mantenernos secos lo máximo posible. La mejor opción sería utilizar una chaqueta impermeable y ligera. Existen unas especiales para estas ocasiones, conocidas como Tres Cuartos, que evitan el agua en mayor medida. Si además elegimos una chaqueta con capucha, tendremos más protección, y si son enrollables en el cuello serán más cómodas. Por otra parte, el poncho tiene un inconveniente y es que con el viento es un poco ineficaz. 

Pantalones impermeables

En segundo lugar, para proteger la parte inferior de nuestro cuerpo está la posibilidad de llevar pantalones impermeables. Existen varios tipos, aunque la finalidad es la misma para todos: proteger del agua y permitir la transpiración. Podrás escoger entre pantalones de pierna completa o media pierna, que normalmente traen impermeabilización en la parte delantera. 

Pantalones de tejido técnico y secado rápido

Los pantalones cortos de tejido técnico con secado rápido son otra buena opción. La única desventaja sería ir con las piernas expuestas a la lluvia, pero si no hace mucho frío pueden amenizarnos el Camino, ya que son más prácticos y secan muy rápido.

Polainas

Las polainas son unos accesorios muy útiles para evitar el polvo que haya en el Camino de Santiago y no quedar llenos de suciedad. Cuando llueve también se convierten en buenas aliadas al impedir que se mojen las botas, los calcetines, el pantalón por la parte de abajo o nuestras piernas.

Botas

Si no sabes qué calzado llevar al Camino de Santiago, las botas son una cómoda elección para la lluvia. Además, ayudan a nuestros pies durante el trayecto para que no nos salgan heridas y no sufran tanto al caminar largas jornadas. Para la lluvia se aconseja utilizar botas con cualquier tipo de sistema impermeable o repelente de humedad.

Gorra con visera

La gorra con visera es un complemento imprescindible en verano, para evitar la exposición solar prolongada y protegernos del sol. Sin embargo, usarla durante el invierno también será muy práctico, porque hará que la lluvia no incida directamente sobre el rostro y nos impida la visión. El objetivo de la gorra con visera es ayudar a protegernos, y si además llevamos capucha, aumentará de forma notable.

Funda para proteger la mochila

Otro elemento muy importante para todos los peregrinos es la funda para proteger la mochila. No obstante, tiene algunos puntos débiles, como que se moje un poco al caer la lluvia entre la espalda y la mochila. 

Para este problema existen diferentes soluciones que puedes aplicar. Puedes adquirir una mochila más moderna, porque la mayoría ya traen estos puntos de contacto impermeables. Otra opción es la utilización de sprays que impermeabilizan toda la mochila. O si prefieres algo más económico y sencillo, las bolsas tradicionales que todos tenemos por casa pueden proteger el interior de la mochila y elementos que se encuentren en el interior. Según la normativa sanitaria, utilizar fundas para la mochila es recomendable para la prevención higiénica.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Sin avatar
xacobito 24/09/20 21:00:47
12
Chaqueta, chubasquero, poncho y capa. Es obvio lo que entendemos y conocemos por chaqueta y chubasquero. Lo que no es tan obvio y mucha gente confunde es el poncho y la capa. El poncho tiene mangas y la capa no. Con ambos la evacuación del calor y la humedad de la transpiración se ve muy reducida pero la segunda ofrece algo más de ventilación (basta levantarla), aunque en ambos casos cualquiera acaba más mojado por nuestra propia transpiracion que por la lluvia. La segunda es inútil cuando hace viento y el primero tiene más puntos de ajuste y no "vuela". Los hay solo de material plástico PVC y los hay de otros tejidos con algún tratamiento que los impermeabiliza a la vez que son algo más transpirables.

Sobre las bolsas tradicionales, es un sistema barato. Solo hay que tener cuidado con el "manejo". Son ruidosas. Hay otro sistema con bolsas de tejido estancas, algunas muy finas y manejables, sin peso, también impermeables que ofrecen prestaciones parecidas y son "insonoras". Si se tiene cuidado con las de plástico para ni molestar y no se tiran al suelo cuando no sirven, no hay problema, pero al final todos sabemos dónde acaban.

Muy buen artículo !

Saludos,
1 2
Sin avatar
xacobito 25/09/2020 22:39:35
1
Pues si Miguel, al revés está. Básicamente. Las capas suelen tener mangas, suelen, pero no siempre. Efectivamente con bastones, mejor las mangas. Buen Camino !
1
Miguel Perez
Miguel Perez 25/09/2020 15:28:29
1
Creo que lo has dicho alreves, el poncho es el que no tiene mangas, la capa si las tiene, y suele ademas tener una cremallera por delante para cerrarse. Para caminar con bastones es mucho mejor esta última.Saludos y buen Camino siempre
1
Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom