Reportaje

¿Qué es la Orden de Santiago y por qué fue fundada?

Estos caballeros estuvieron muy vinculados al Camino de Santiago durante siglos

Símbolo de la Orden de Santiago en una iglesia, imagen de Wikimedia Commons

Símbolo de la Orden de Santiago en una iglesia, imagen de Wikimedia Commons

Hacer el Camino de Santiago ahora no conlleva grandes riesgos, más allá de la preparación física que necesitamos para afrontar el reto de caminar tantos kilómetros diarios con la mochila a cuestas. Sin embargo, en la Edad Media nada era tan sencillo. Los caminos no eran tan seguros, y durante el siglo XII el reino de León estaba inmerso en la Reconquista y expulsando a los musulmanes. 

Precisamente para velar por la seguridad de los peregrinos, nació la Orden de Santiago. Su otro objetivo era desterrar a los musulmanes de la península. Era una Orden que aunaba la devoción religiosa y el deber militar, y fue la más poderosa del reino castellano-leonés. Existen muchas leyendas vinculadas a su creación, pero tienen muchos siglos de historia bien documentada.

El origen de la Orden de Santiago

Hay quien remonta el nacimiento de esta Orden al siglo IX, con el rey Ramiro I de Asturias tras ganar la batalla de Clavijo. Según esta tradición, catorce caballeros constituyeron esta Orden bajo la advocación del Apóstol Santiago. Sin embargo, no hay fuentes determinantes que permitan asumir que este es su origen. 

Lo que sí está documentado es la acción de los monjes que habitaban en monasterios cercanos al Camino de Santiago, que defendían a los peregrinos en aquellos tiempos inciertos. Como prueba de esta labor de los monjes existe el Privilegio rodado concedido a un convento de Salamanca, en 1030, cuando el Rey Fernando I de Castilla menciona a los Caballeros de la Encomienda de Santiago. 

Por otra parte, otros eruditos atribuyen su fundación a un grupo de caballeros llamados “Fratres de Cáceres”, que en 1170 adquirieron la denominación de Orden de Santiago. Aunque en aquel momento no era necesario contar con la aprobación pontificia, en 1175 el papa Alejandro III les concedió la bula papal. Esta es la fecha oficial de creación de la Orden. 

Ilustración de un caballero de la Orden de Santiago en 1853, imagen de Wikimedia Commons

Ilustración de un caballero de la Orden de Santiago en 1853, imagen de Wikimedia Commons

La labor de la Orden de Santiago

Los caballeros cristianos se encomendaban al apóstol Santiago antes de entrar en batalla, lo que explica la relación entre la devoción religiosa y el ámbito militar. Cuando no estaban en una batalla, los miembros de la Orden vivían como monjes agustinos. Aceptaron los votos de pobreza y obediencia, pero no el de castidad. 

La Orden de Santiago fue uno de los principales ejecutores de la Reconquista, por lo que su relación con la corona de Castilla y León era muy estrecha. Tanto era así, que en 1523 los Reyes Católicos incorporaron la Orden de Santiago a la Corona.

Fue una Orden muy prestigiosa y valorada por su labor, pero además contaba con otras actividades. Fundaron numerosos hospitales desde su origen, que a menudo funcionaban también como albergues para los peregrinos que protegían. 

Con la instauración de la Primera República en 1873 se suprimió la Orden por estar asociada a la monarquía. En la Restauración se volvió a formar, pero quedó reducida a un instituto nobiliario con valor exclusivamente honorífico. En 1931, con la Segunda República, volvió a suprimirse, y durante el reinado del rey Juan Carlos recuperó el carácter de organización nobiliaria honorífica y religiosa.

Símbolos de la Orden de Santiago, imagen de Wikimedia Commons

Símbolos de la Orden de Santiago, imagen de Wikimedia Commons

Los símbolos de la Orden de Santiago

Los caballeros y frailes que pertenecían a esta Orden se identificaban con la simbología que posteriormente hemos asociado directamente con Santiago. La cruz de Santiago es una combinación de la cruz cristiana y una espada, que unifica el significado religioso y militar de la Orden. 

La presencia de la espada tiene un doble significado. Por una parte, representa el martirio del apóstol, y además hace referencia a la labor de la Orden. La empuñadura y los brazos de la espada están rematados en la Orden de Santiago con una forma más similar a la flor de lis. Esta triple flor de lis representa el honor sin mancha, uno de los principios de los caballeros de la Orden. 

Actualmente la cruz de Santiago está extendida más allá de la Orden de Santiago y no se la asocia con esta organización. Además, ni la Orden tiene ahora el poder de antaño ni parece ser tan necesario, pues el Camino es mucho más seguro y está velado por el Estado y la Xunta. Sin embargo, gracias al legado de esta organización se mantuvo el Camino de Santiago sin riesgos y pudo popularizarse sin peligros para los peregrinos. 

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom