Reportaje

El banco dos namorados de Santiago: Un lugar donde los enamorados susurraban su amor

En pleno Parque de la Alameda, se encuentra el banco dos namorados, donde 14 metros no son suficientes para hacer llegar los susurros

Banco dos Namorados /Xoán A. Soler

Banco dos Namorados /Xoán A. Soler

Aunque todos los peregrinos llegan a la Santiago de Compostela atraídos por la Catedral de Santiago,  son muchos los lugares emblemáticos situados en la capital gallega. Colindante con la catedral nos podemos encontrar puntos de interés como el Convento de San Francisco, el Pazo de Fonseca y la Puerta Santa, la cual estará abierta durante 2 años debido al Xacobeo 2021-2022, y mientras que en zonas cercanas al casco histórico de Santiago nos encontramos otros como el banco de los susurros.

El banco dos Namorados de Santiago: Un lugar emblemático de la Alameda, Santiago

Si bien muchos peregrinos son los que pasean y disfrutan del parque de la Alameda para tener una panorámica única de la Catedral de Santiago, en este parque también pueden disfrutar de otros puntos importantes como el banco de los susurros. También conocido como el banco dos Namorados, se trata de un  gran banco de piedra que tiene la particularidad de que permite que dos personas conversen desde sus dos extremos.

Diseñado en forma de semicírculo, este banco destaca por su gran tamaño ya que consta de 14 metros de diámetro por cinco metros de profundidad. En sus laterales cuenta con dos columnas decorativas junto a las cuales las personas se sitúan para poder susurrarse entre ellas. 

El Banco dos Namorados de Santiago es una obra del arquitecto municipal Mariano Fernández Rangel, la cual fue terminada en 1916, después de que se aprobara un plan de expansión del parque de la Alameda en 1914. El costo del banco fue de 900 pesetas por aquel entonces y se tardó un total de 2 años para su construcción. Su principal cometido sería el de albergar a la banda municipal, el Quiosco da Música, durante sus actuaciones sin embargo con el tiempo se convirtió en un lugar de encuentro para enamorados.

¿Cómo funciona el banco de los susurros de Santiago?

El hecho de que dos personas puedan comunicarse desde ambos extremos del banco, tiene que ver directamente por la forma del mismo. Este posee una forma cóncava que permite que el sonido fluya fácilmente, algo que se vuelve más eficaz gracias a su material de construcción. Este efecto es conocido como la galería de los susurros y son muchos los turistas que pruebas su funcionamiento al llegar al parque de la Alameda.

Este efecto lo que produce es que el sonido vaya rebotando a través de la forma cóncava del banco cada pocos metros. Esto hace que el mensaje se reproduzca casi a la perfección en el otro extremo del banco y prácticamente en el mismo tono. El mensaje en cuestión solamente se puede escuchar si una persona está en el otro extremo del banco, por lo que es perfecto para susurrar cosas sin que el resto de los viandantes puedan enterarse. 

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom