Reportaje

Maestro Mateo: Lo que tienes que saber sobre el escultor del Pórtico de la Gloria

El artista con más fama del Camino de Santiago llevó una vida misteriosa antes de dirigir las obras de la Catedral de Santiago

Santo dos Croques, tradicionalmente identificado con el Maestro Mateo, imagen de Wikimedia Commons

Santo dos Croques, tradicionalmente identificado con el Maestro Mateo, imagen de Wikimedia Commons

Al terminar nuestro peregrinaje y llegar a la impresionante Catedral de Santiago, podemos hacer una visita al Pórtico de la Gloria. Este conjunto escultórico es obra del artista Mestre Mateo, la figura más importante de la historia del arte del Camino de Santiago. 

Por qué es tan reconocido Mestre Mateo

No se sabe dónde empezó a formarse como arquitecto y escultor, pero llamó la atención del rey Fernando II de León siendo joven y le encargó la continuación de la obra de la Catedral de Santiago. Mateo se puso al frente de la obra en 1168, cuando tenía entre 25 y 30 años, con un contrato vitalicio y de lo más sustancioso (dos marcos de plata semanales). 

Aunque comenzó tan joven esta obra cumbre de la arquitectura románica, no se le atribuyen obras anteriores. Esto llama la atención, ya que el hecho de que le contrataran para uno de los más importantes templos de la cristiandad, y en esas condiciones, parece indicar que ya era muy reconocido antes de asumir esta obra.

La vida de Mestre Mateo antes de la Catedral de Santiago

De hecho, poco se sabe de su vida previa a su trabajo en la Catedral. Al parecer, y sin ningún testimonio histórico irrefutable, viajó y trabajó en Francia, cuando se construían las primeras catedrales góticas. Seguramente Mateo se adentró en la arquitectura trabajando en las canteras, conociendo a fondo la piedra y sus secretos para que no se desmonorara al levantar esas altas catedrales. 

Esta formación en el gótico francés encaja con sus aportes posteriores en la Catedral de Santiago, que se mezclan con otros más típicos del románico gallego y del resto de la Península. Aparecen algunas referencias sobre él en documentos escritos. Además del contrato que firmó con Fernando II, se menciona a un “magister Matheus” en una talla en los dinteles del Pórtico de la Gloria, y aparece una referencia a él como propietario de unos terrenos en Lugo. 

La creencia popular reconoce como autorretrato del propio Mestre Mateo la figura del “Santo dos Croques”. Se trata de una escultura arrodillada tras el parteluz, a la que se le da ese nombre por la costumbre de darle un pequeño coscorrón al pasar junto a ella. En realidad, esto se ha desmentido: no se identifica con el Mestre Mateo, sino con un peregrino que reverencia el templo en el que va a entrar. 

Pórtico de la Gloria, imagen de Wikimedia Commons

Pórtico de la Gloria, imagen de Wikimedia Commons

El Maestro Mateo y la Catedral de Santiago

Cuando comenzó la dirección de las obras de la Catedral de Santiago, se le dio libertad absoluta. Se le atribuyen los tres tramos finales de las naves mayores, así como los seis últimos tramos de tribunas y el frontis occidental del edificio. Esto último comprende la crpita, la tribuna, la fachada (desaparecida y sustituida por la actual del Obradoiro), las dos torres que la flanqueaban y, por supuesto, el célebre Pórtico de la Gloria. También construyó el coro pétreo, pero tampoco se conserva. 

El Pórtico de la Gloria fue, y sigue siendo, uno de los monumentos más relevantes de la Edad Media y de toda la cristiandad. Ha sido restaurado, y se ha recuperado parte de la policromía de las figuras. En su estructura tripartita se representan varias imágenes. En el arco central destaca Cristo resucitado y rodeado por los cuatro evangelistas y por los 24 ancianos del Apocalipsis. El arco izquierdo se dedica al Antiguo Testamento y los Judíos, y el derecho representa el Nuevo Testamento y los Gentiles. 

Gracias a sus diseños en arquitectura y escultura, ahora podemos apreciar, ocho siglos después, el testimonio artístico que sintetiza las corrientes artísticas gallegas y francesas del momento. Su obra es el culmen del arte del Camino de Santiago, y el broche perfecto para terminar una experiencia como el peregrinaje hasta Compostela.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom