El Capricho de Gaudí

Punto de interes en Santander

0 valoraciones
0
0
0

El Capricho de Gaudí

El Capricho de Gaudí - Triplecaña Wikicommons

El Capricho de Gaudí - Triplecaña Wikicommons

El Capricho de destaca por su estilo oriental y por los acabados que han definido a Gaudí

A unos 55 kilómetros de Santander se encuentra Comillas, un municipio que limita al norte con el mar Cantábrico y que cada año atraviesan miles de peregrinos en su búsqueda de tierras compostelanas en el Camino de Santiago. La villa se distingue por contar con un gran número de edificios barrocos y medievales, pero también por ser uno de los pocos lugares fuera de Cataluña donde han intervenido artistas modernistas como Gaudí.  

La Villa Quijano, más comúnmente conocida como El Capricho, además de ser un edificio único a lo que arquitectura se refiere, también es un monumento de gran relevancia internacional. Se trata de una de las primeras construcciones de gusto oriental diseñada por Antoni Gaudí bajo la dirección de las obras del arquitecto español Cristóbal Cascante Colom. Se construyó entre 1883 y 1885 por encargo de Máximo Díaz de Quijano, resultando en una obra excepcional de gran interés cultural. 

El Capricho de Gaudí en Comillas destaca por ser un edificio de estilo oriental inspirado en las corrientes artísticas del próximo y lejano oriente, así como el arte mudéjar y nazarí. El monumento se define por una planta alargada de tres niveles y una torre cilíndrica en forma de alminar persa. Sin embargo, una de las características que más llaman la atención de esta gran obra arquitectónica es el uso de la decoración y acabados que tanto han definido al máximo representante del modernismo catalán. 

Capricho de Gaudí | Xurxoe5 de Wikimedia Commons

Capricho de Gaudí | Xurxoe5 de Wikimedia Commons

Gaudí revistió la Villa Quijano con azulejos de cerámica, ladrillo y teja, materiales que ofrecen como resultado una variedad cromática muy distintiva y llamativa. A primera vista los colores que más destacan son el verde carruaje y las diferentes tonalidades de rojo, todo ello gracias a los capiteles decorados con pájaros y hojas de palmito. 

Con Gaudí a la cabeza y encargada por Máximo Díaz de Quijano, hablamos de una de las pocas obras que el artista llevó fuera de Cataluña. En ella podemos encontrar la etapa más oriental de Gaudí, con claros tintes de estilos como el japonés, el indio o el persa; dejando también constancia del arte islámico. Una muestra de ello la encontramos en los arcos, cartelas o remates, así como los azulejos cerámicos que protagonizan el edificio. 

Por desgracia y a pesar de su espectacularidad, el edificio fue abandonado tras la Guerra Civil. Aunque en 1969 fue declarado Bien de Interés Cultural, no fue hasta 1977 cuando la última descendiente de la familia Díaz de Quijano decidió venderlo. El comprador, Antonio Díaz, se encargaría una década después de restaurarlo. 

Desde entonces el edificio ha recibido varios usos. Tras la restauración a cargo del nuevo dueño, se convertiría en un imponente restaurante. Poco tiempo después, en 1992, la empresa japonesa Mido Development se haría cargo de Capricho de Gaudí. No sería hasta 2009 cuando el edificio pasaría a convertirse, hasta el día de hoy, en un museo.

Fotos y vídeos
El tiempo en Santander

17°

13/07/2024

broken clouds

Ubicación
Mapa de ubicación del punto de interes
Servicios
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web | Consentimiento

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado porHyliacom