Reportaje

Bienestar en el Camino de Santiago: Beneficios para tu mente y para tu cuerpo

¿Qué cosas buenas le puede aportar el Camino de Santiago a tu bienestar personal? Te contamos cómo puede ayudarte a mejorar en calidad de vida

Bienestar en el Camino de Santiago: Beneficios para tu cuerpo

Bienestar en el Camino de Santiago: Beneficios para tu cuerpo

La rutina y las obligaciones nos ponen a prueba día a día, tanto física como mentalmente, hasta dejarnos agotados. Por eso cuando llegan las vacaciones tantos de nosotros no solo buscamos descanso físico, si no encontrar paz mental y reconciliarnos con la realidad. El Camino de Santiago -te lo decimos por experiencia- es un auténtico bálsamo para los que se animan a recorrerlo, un lugar al que retirarse unos días para sanar el espíritu, ponernos en forma o recuperar el tiempo perdido. 

Si buscas un lugar así, estás de enhorabuena, no te faltarán los motivos para darle una oportunidad a esta aventura. Para darte ese último empujón que buscas antes de empaquetar la mochila, hemos divivido en cinco los beneficios que el Camino de Santiago en nuestra opinión puede aportar a tu bienestar personal

✔️ Disfrutar inmersos en la naturaleza y respirar aire fresco

En el Camino de Santiago estamos permanentemente en contacto con el medio ambiente, respirando aire fresco, lo cual es muy saludable, sobre todo para los que vivimos atrapados en la ciudad todo el año. En muchas etapas del Camino (dependiendo de la época del año y del tramo) prácticamente caminaremos solos y tendremos acceso a rincones que nunca visitaríamos si no fuera de esta manera. Atravesarás bosques, descubrirás vistas asombrosas, podrás disfrutar amaneceres inolvidables; ¿necesitas más motivos?

✔️ Reconciliarnos con el ejercicio físico y ponernos en forma

Es evidente que el Camino de Santiago requiere un esfuerzo físico inusual, sobre todo para los que no estamos acostumbrados a caminar tan largas distancias en nuestro día a día. Por eso puede ser una oportunidad dorada para reconciliarnos con la práctica del ejercicio, ponernos en forma y sentirnos más sanos. No solo hablamos de la peregrinación en sí y el tiempo que pasamos recorriendo las etapas, sino también el tiempo previo necesario para prepararnos físicamente (unas cuatro semanas). Con la preparación y la posterior peregrinación habremos puesto sin saberlo la primera piedra de una vida más saludable, si es que habíamos dejado de lado totalmente la práctica del ejercicio. 

✔️ Una experiencia en la que se vive el momento

Nuestra rutina y modo de vida nos obliga en muchas ocasiones a vivir en el futuro, siempre predeciendo los contratiempos que pueden llegar y anticipándonos a ellos, siempre planificando. Irremediablemente, esta forma de vivir la vida a veces nos aleja del presente y nos priva de disfrutar el momento, un lujo que no será devuelto en el Camino de Santiago. Peregrinando solo cabe en nuestra cabeza el camino que debemos recorrer; los pensamientos se enfocan en el momento, en la conversación que estamos teniendo, la cuesta que tenemos que subir o el paisaje que acabamos de descubrir. El Camino de Santiago nos traslada al presente y nos recuerda el momento en el que vivimos

✔️ Una oportunidad para recuperar el tiempo perdido con los demás

Lo recorras solo o en compañía, el Camino de Santiago es un momento perfecto para compartir con los demás, sean seres cercanos o totalmente desconocidos. Si lo recorres en grupo, con tu familia o tu pareja, podrás aprovechar para recuperar el tiempo del que no disfrutamos en el día a día para charlar y fortalecer nuestras relaciones, abrirnos, reir y disfrutar compartiendo. Si lo recorres en solitario, lo mejor es hacerlo con la mente abierta; descubrirás que escuchar de forma sincera y abrirse a los demás sin complejos ni prejuicios es una terapia muy beneficiosa. El Camino de Santiago nos hace a todos los peregrinos iguales, nos hermana y nos empuja a ayudarnos los unos a los otros; es lo que llamamos el "espíritu del peregrino". 

✔️ Tiempo para reflexionar y empezar a darle valor a lo que de verdad importa

Si algo nos regala el Camino de Santiago es tiempo; tiempo para poner en orden nuestros pensamientos y alejarnos por unos días de la vertiginosa rutina en la que muchos estamos envueltos. En el Camino no tenemos mayor cometido que poner un pie delante del otro hasta que lleguemos a nuestro destino, alejados del teléfono móvil, de los compromisos, de las reuniones; por fin tiempo para dedicarlo a nosotros y a reforzar nuestro bienestar mental y físico. El Camino también tiene el poder de despejarnos la mente y recordarnos el significado de expresiones como "calidad de vida" o "el dinero no lo es todo"; caminando recordaremos lo que de verdad importa en esta vida, si es que lo hemos ido olvidando por el camino.

Estos son algunos de los beneficios que el Camino de Santiago puede aportar a tu bienestar; si ya te has decidido a recorrerlo este año aquí encontrarás algunas experiencias imprescindibles de la ruta jacobea que no deberías perderte. ¡Que lo disfrutes, peregrino!

Relacionados

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom