Reportaje

¿Cuál es el punto más alto de todo el Camino de Santiago?

Además de ser un excelente mirador, este lugar está cargado de un simbolismo especial para todos los peregrinos que pasan por allí

Mochilas de peregrinos - Envato Elements/chuyu2014

Mochilas de peregrinos - Envato Elements/chuyu2014

El Camino de Santiago está plagado de lugares con un simbolismo especial para los peregrinos. Lugares como la propia Catedral de Santiago o el Faro de Finisterre están en la mente de todos, pero hay otros lugares igual de especiales para los peregrinos, que mucha gente no conoce de primera mano. Este es el caso de la Cruz de Ferro o Cruz de Fierro, el punto más alto de todo el Camino Francés.

La Cruz de Fierro: el punto más alto del Camino de Santiago

Este es un monumento puede parecer poco importante a simple vista, pero la historia que tiene detrás está plagada de tradiciones que datan de la época romana. Consiste en un enorme montículo de piedras, coronado por un enorme mástil con una cruz de hierro.

La Cruz de Ferro se encuentra en el puerto de Foncebadón (León), a unos 1.500 m de altitud, lo que la convierte en una etapa dura dentro del Camino de Santiago. Sin embargo, muchos peregrinos coinciden en que pese a ello, es una de las más gratificantes de la ruta francesa, ya que en este lugar se deja atrás una de las etapas más exigentes.

Historia de la Cruz de Fierro

El origen de este lugar es en parte desconocido, pero se cree que podría ser un monumento en honor a Mercurio, el dios romano de las fronteras y los caminos. Los romanos tenían la tradición de levantar montículos como este en las fronteras entre dos territorios, ya que creían que los espíritus de los muertos descansaban en las encrucijadas. Las piedras en sí, serían las ofrendas dejadas por los viajeros.

Este lugar fue cristianizado en el siglo XI por Gaucelmo, un monje hospitalario que también levantó el hospital de peregrinos de Foncebadón. Él colocó el mástil con la cruz, que además servía como punto de referencia para los viajeros que pasaban por este lugar, especialmente en invierno.

Cruz de Ferro - Wikimedia Commons/José Antonio Gil Martínez

Cruz de Ferro - Wikimedia Commons/José Antonio Gil Martínez

La tradición de arrojar piedras

Pese a que ya han pasado más de 2000 años desde la época en la que se empezaron a arrojar piedras a este montículo, esta tradición sigue presente para los peregrinos modernos. El añadir una piedra a este montón simboliza el dejar atrás una carga, tanto física como mental, y así poder continuar hasta Santiago sin ella.

Además de esto, algo que todos los peregrinos que pasan por aquí son las amistades que hacen durante estas etapas, las cuales los ayudan y los motivan para seguir adelante.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom