Reportaje

Enfermedades habituales en el Camino de Santiago: ¿Cómo debe actuar el peregrino?

El Camino de Santiago puede provocar algunas dificultades si los peregrinos no se anticipan a ellas. ¿Cuáles son las más habituales y cómo se debe proceder ante cada una?

Envato

Envato

Una de las primeras cosas que empezamos a pensar después de sentir que el día a día se está volviendo monótono y repetitivo, es viajar. El Camino de Santiago es una de las mejores opciones para restablecer la salud física y mental, ya que ofrece la posibilidad de explorar nuevos lugares y conectar con la naturaleza. Además, libera el estrés y alivia la tensión de la rutina diaria haciendo que todos los pensamientos se reinicien y se sanen. 

Sin embargo, olvidarse de un artículo, elegir los elementos inadecuados o sufrir varias enfermedades pueden convertir la experiencia en una auténtica pesadilla. Independientemente del punto de partida, las rutas se conforman por un gran número de kilómetros por delante. Los pies y la resistencia son una de las herramientas más poderosas durante el viaje, razón por la que el contenido de la mochila, seleccionar el calzado correcto y conocer cómo se debe actuar ante las distintas situaciones, son algunas de las cosas que los peregrinos deben tener muy en cuenta.

El Camino de Santiago puede provocar algunas dificultades si los peregrinos no se anticipan a ellas. Es por este motivo que a continuación hemos recopilado una serie de enfermedades que las personas que se lancen a caminar por las diversas rutas jacobeas pueden llegar a experimentar. ¿Cuáles son las más habituales y cómo se debe proceder ante cada una?

Deshidratación

La deshidratación es una alteración que se da sobre todo en los meses más calurosos del año. Es importante beber agua antes, durante y después de cada una de las etapas, ya que ayuda a regular la temperatura, lubrica las articulaciones y proporciona más energía. Una buena forma de mantenerse bien hidratado es colgar una botella en la mochila para tenerla siempre a mano y beber cada dos horas. 

  • ¿Cómo combatir la deshidratación? En caso de sudoración excesiva, fatiga o debilidad se recomienda la ingesta de abundante agua. Si por el contrario se han dado episodios de mareos o vómitos, lo más aconsejable es comenzar a hidratarse con agua con pequeños sorbos. 

Insolación o golpes de calor

Los golpes de calor también se producen ante todo en la época de verano. Es por ello que los peregrinos que decidan hacer el Camino de Santiago durante los meses más calurosos deben tener especial cuidado con las altas temperaturas y mantener una buena hidratación, proteger la piel con una crema de protección solar, usar ropa ligera y hacer paradas a la sombra. 

  • ¿Cómo tratar una insolación? Será indispensable buscar atención médica urgente, ya que el calor del cuerpo puede afectar a algunos órganos. Para actuar de forma inmediata y disminuir la temperatura del cuerpo es importante buscar una zona con sombra, echarse con los pies alzados y aplicar agua fría en la nuca, la frente y las axilas. 

Rozaduras y heridas en los pies

Como bien decíamos líneas atrás, los pies son uno de los instrumentos más importantes de todo el Camino de Santiago. Senderos difíciles y largas caminatas son algunos de los aspectos que los peregrinos se encuentran por todo el trayecto, razón por la que es fundamental vestirse con un buen calzado. Sin embargo, después de las rutas pueden aparecer rozaduras, ampollas y heridas. 

  • ¿Cómo curar ampollas en los pies? Además de recomendar el uso de calzado transpirable para evitar su aparición, una de las claves es equipar en la mochila un botiquín de primeros auxilios con gasas, tiritas, una aguja y vaselina. En caso de ser propenso a este tipo de heridas en los pies, lo ideal sería llevar una almohadilla con gel para prevenirlo. 

Picaduras de insectos

Las picaduras de insectos también están a la orden del día en los trayectos que llevan a Santiago de Compostela. Ya sean mosquitos o cualquier otro insecto, la inflamación puede llegar a ser muy molesta para el portador. La hinchazón debe tratarse, a ser posible, de inmediato para evitar incomodidad futura. 

  • ¿Cómo atender las picaduras de insectos? Una crema anti mosquitos o una loción para la ropa es otro de los elementos indispensables de la mochila de cualquier peregrino. Si eres propenso a la aparición de picaduras, te asegurarás de prevenir el problema. En caso de tener la típica hinchazón, la crema aliviará los síntomas. 

Esguinces y lesiones musculares

Algunas rutas del Camino de Santiago suben y bajan escarpadas montañas o senderos, por lo que además de tener que estar alerta todo el tiempo de dónde pisan nuestro pies, el esfuerzo excesivo puede traducirse en una lesión muscular. Ya sea por sobrecarga en la mochila, por demasiados kilómetros andados en poco tiempo o un despiste, los músculos y tendones pueden llegar a resentirse. 

  • ¿Cómo prevenir las lesiones musculares? En primer lugar, se aconseja no apartar los ojos del suelo y mantener la concentración cuando se trata de sendas peligrosas y empedradas. Por otro lado, es recomendable llevar única y exclusivamente lo necesario en la mochila, de este modo no sobrecargamos la espalda ni las piernas. Finalmente, y no por ello menos importante, hacer paradas y descansar un mínimo de tiempo para recuperar energía.

Quemaduras solares

Las quemaduras solares pueden manifestarse en cualquier época del año. Algunas partes del cuerpo como la cara, los brazos y las piernas quedan expuestas al sol durante las horas de caminata. Esta exhibición puede traer muchos estragos en la salud de la piel, provocando daños que pueden echar por tierra la experiencia. 

  • ¿Qué se recomienda para evitar quemaduras en la piel? Utilizar gorro de ala ancha, unas gafas con filtro ultravioleta, beber mucha agua durante el camino y aplicar crema protectora de mínimo 30 FPS, inclusive durante los días nublados.
Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom