Abadín-Vilalba

1 valoraciones
2
5
2
Información
Puente viejo de Matiñán

Puente viejo de Matiñán

Sinuosa, casi llana. Entre pastos y bosques, por caminos solitarios solo quebrantados por las breves irrupciones en la N-634, la etapa entre la puerta y la capital de A Terra Chá alterna pistas y sendas terrosas de cómodo paso para el peregrino.

Como trazando una sutil costura sobre la carretera nacional, el Camino viene y va, sin perderla de vista, aunque manteniendo la suficiente distancia como para devolver el gusto por caminar a través de antiguas veredas y algún que otro lugar cautivante, como la Ponte Vella de Martiñán.

Los kilómetros venideros cuentan con suficientes establecimientos –principalmente en los márgenes de la nacional- como para no tener que hacer malabarismos a la hora de planificar las paradas o tomarse un refrigerio. Con todo, una vez abandonado Abadín, el viajero no topará bar alguno hasta avanzar unos siete kilómetros, en la primera parroquia del Concello de Vilalba, cuyo núcleo es fin de etapa. Recibe la antigua villa señorial al caminante con el albergue público, ubicado en el polígono industrial, de ahí que para aprovisionarse o hacer uso de otros servicios será necesario completar casi un kilómetro más, hasta el centro urbano.

La etapa (22 kilómetros)

La jornada comienza en el centro de la pequeña localidad de Abadín, donde se concentra el grueso de sus servicios. Puerta de la comarca de A Terra Chá, la senda arrastra sin dificultad los pasos del romero, sobre un terreno llano, cuando no en leve cuesta abajo.

Se abandona el núcleo abadinense junto a la oficina de Correos, contigua al aparcamiento del consistorio. Apenas recorrido un kilómetro por la pista asfaltada, a la altura de la iglesia de Santa María de Abadín, del siglo XII, se toma a la derecha por un camino de tierra que se torna frondoso unas zancadas más adelante, formando una especie de túnel arbóreo bajo el follaje de loureiros y carballos.

En moderado descenso se llega al nivel del río de Abadín, en Ponterroxal, cruzando el cauce por una pasarela peatonal de madera. Ahora sí, una de las escasas subidas de la etapa dirige al peregrino hacia el encuentro con una carretera que discurre entre reducidos grupos de casas y aldeas que pertenecen a la parroquia de San Pedro de Candia (18 kilómetros a Vilalba).

 “Go peregrino, less than 200 km”

Sigue la senda por el lugar de Carballas, donde se toma una pista de tierra que más adelante avanza paralela a la autovía A-8, con un anímico mensaje rotulado a spray en una torreta: “Go peregrino, less than 200 km”. Efectivamente, en ese punto restan 136 kilómetros para la capital compostelana.

Unos metros más adelante se cruza la autovía por un puente y continúa en paralelo hasta alcanzar una senda frondosa que conduce a la parroquia abadinense de Castromaior y, concretamente, a la aldea de O Barral. Desde allí, y por camino de tierra, se desciende de nuevo hasta el nivel del río, donde el trazado gira a la derecha para encontrar otra vez la A-8 y un paso bajo esta. Zona rural, de numerosas granjas, no hallará el viajero en ese trecho de casi siete kilómetros establecimiento alguno.

Tras atravesar un cruce con la LU-P-0108 y luego un camino de tierra –muy embarrado con lluvia- deriva el itinerario en la primera parroquia del municipio de Vilalba: Corbelle, en la intersección con la carretera N-634, ante un crucero. Es el lugar de Viladóniga, donde topará el caminante una cafetería (bar Parra). Habrá que cruzar la nacional para encaminarse hacia el puente antiguo de Martiñán. La obra de ingeniería civil data del siglo XVII, construida para remontar el río Batán. La Ponte Vella supone un recurso arquitectónico único, provisto de calzada y elaborado según la tradición de los canteros de la comarca. Sus alrededores invitan al reposo, para encarar ya la segunda mitad de la etapa sobre el trazado del Camino Real.

Abadín

Abadín

Coronado un suave repecho desde el puente de Martiñán, una indicación señala la parrillada A Casilla, a unos 300 metros a la derecha del itinerario, al pie de la N-634. Es un buen sitio para comer o desayunar, pero cierra los lunes. De seguir la marcha, comienza allí una planicie que apenas varía hasta Vilalba, a casi 10 kilómetros.

Alternando pistas y firmes terrosos en los que la lluvia puede dificultar el paso –de hecho hay que sortear dos regatos- se alcanza la parroquia de Goiriz (6 kilómetros a Vilalba), en una nueva intersección con la N-634, junto a un crucero y una fuente (no funciona), en Campo do Cristo. Enfrente, el cementerio y la iglesia de Goiriz, advocación de Santiago. La construcción del templo se inició en el siglo XVI, aunque reformado en el XVIII. Sobresalen en el conjunto los remates neogóticos de los nichos, tradicionales en la comarca. A ambas direcciones de la iglesia se dispone un bar: el restaurante-hostal Helvetia y el bar-estanco-ultramarinos Pernas. El mismo núcleo es nudo de comunicaciones de la N-634 con la autovía A8-E70.

Un camino de carro

Situado junto a la iglesia, el caminante ha de seguir la nacional unos 200 metros para tomar un camino de carro en el lugar de O Francés, marcado con sendos cruceros a la entrada y salida del casal, junto a un lavadero cuya agua atraviesa el paso por una canalización empedrada. Un pequeño salto bastará para sobrepasarlo sin mojar los pies.

Apenas tres kilómetros separan desde allí al romero del núcleo vilalbés, del que se otean ya los edificios del núcleo.

Entra a la capital del concello por el polígono industrial Sete Pontes, donde se ubica el moderno edificio del albergue de peregrinos, al lado del parque de bomberos. Si se toma como final de etapa, habrá que tener en cuenta que el meollo urbano se encuentra a casi un kilómetro y, por lo tanto, es la distancia que habrá que sumar para acceder a los servicios. No obstante, al lado del albergue hay un bar (parrillada A Revolta), que sirve desayunos, comidas y cenas, además de una máquina de bebidas en la puerta del establecimiento.

 En bici

La alternativa al trazado del Camino es transitar la N-634, cercana en todo momento al itinerario. Sin embargo, la anchura y buen firme de las pistas y senderos –salvo en limitados trechos marcados por las roderas de tractores- facilita a los ciclistas una marcha cómoda y placentera.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
correjaco
correjaco 12/07/16 07:53:06
10
saliendo de Vilalba hacia Baamonde

saliendo de Vilalba hacia Baamonde

4/5 estrellas
1 0
Ruta relacionada
Ubicación
Localidades relacionadas
Perfil etapa
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.