Estella-Los Arcos

1 valoraciones
2
9
5
Información
Imagen 684

Esta jornada transcurre por ciudad, bosque, media montaña y casi desierto. La única complicación se encuentra en el ascenso a Monjardín. Desde este punto, terreno favorable hasta el final de etapa, aunque los días de más calor la ausencia de sombras dificulta el descanso. Conviene avituallarse en Villamayor, ya que en los últimos 12 kilómetros es imposible comprar una bebida. En Ayegui se puede disfrutar de un buen trago de vino gracias a la fuente de las Bodegas Irache. En Azqueta, el peregrino tiene la obligación de pararse a charlar con Pablito, toda una institución en la ruta jacobea.

La etapa Estella - Los Arcos (20,3 kilómetros)

La salida de Estella (663 kilómetros a Santiago) puede resultar algo incómoda. Hay que volver a la otra orilla del río Ega y emprender rumbo al sur por las calles San Nicolás y Camino de Logroño. Es una despedida larga, y pegada a una carretera con tráfico vivo desde primera hora del día y que en algún momento llega a convivir con la NA-1110. Una buena referencia es una rotonda con una escultura de bronce precedida por una gasolinera.

En este punto hay que desviarse a la derecha por una zona ajardinada. El Camino entra en el término municipal de Ayegui, que sobre el plano fue absorbido por el espectacular crecimiento de su hermana mayor. Tras dejar atrás una fuente se encuentra un indicador del albergue de Ayegui (17,3 kilómetros a Los Arcos), en los bajos del polideportivo municipal. Con el descenso de un pequeño tobogán el peregrino se vuelve a topar con la NA-1110.

Al otro lado de la misma se encuentran las famosas Bodegas Irache. Bajo una talla de Santiago nacen dos grifos. De uno de ellos mana agua y del otro, vino. En la parte superior hay instalada una webcam. No desaproveche la ocasión de saludar a sus seres queridos.

Monasterio de Irache

Unos metros más adelante se encuentra el conjunto monástico de Irache, resultado de un popurrí de medievalismo, renacentismo y barroco. Esto no es más que una señal de que ha ido medrando con el paso de los años, en parte, por su proximidad al Camino de Santiago. Se tiene constancia de su existencia desde el año 958. En la primera mitad del siglo XI se construyó un hospital de peregrinos, probablemente el más antiguo de Navarra. Desde 1887 es monumento nacional. Se puede visitar la iglesia y el claustro. Es más que probable que acabe convertido en un parador de turismo.

A la salida de Irache, el Camino, de tierra y grava, sigue picando hacia arriba hasta llegar a un cruce en el que se informa de dos rutas distintas para llegar a Los Arcos. La original discurre por Azqueta, en donde espera uno de los personajes más famosos del camino. La otra, por Luquin, está bien señalizada y es algo más corta.

Por Azqueta

El que opte por Azqueta (la inmensa mayoría) volverá a tocar con la carretera, la cual hay que atravesar de nuevo y retroceder unos metros para adentrarse por una vía secundaria bien señalizada para los peregrinos. A mano izquierda se levanta el Hotel Irache, de tres estrellas. Frente a él, el Camping Iratxe, de primera categoría. El camping, además de alojamiento (en bungalós o tiendas de campaña), cuenta con restaurante, bar y supermercado. Una vez se deja atrás el camping, concluye el asfalto para dar paso a la tierra.

Se atraviesa un pequeño túnel antes de introducirse en un sendero rompepiernas rodeado de carrascas, solo interrumpido por una carretera secundaria y poco transitada. Un deteriorado panel informa que en su día estas tierra acogieron el hospital de Igúzquiza, hoy desaparecido. Al otro lado de la carretera, más sube y baja hasta la llegada a Azqueta, pequeña localidad que da la bienvenida a los peregrinos con un simpático graffiti en uno de sus muros.

Este pueblo cuenta con un bar y una casa de turismo rural, aunque sin duda lo más famoso de Azqueta es Pablito, uno de los personajes más queridos y admirados de todo el Camino de Santiago. En cierto modo, un precursor de las peregrinaciones contemporáneas. Pablito Pablito (Pablo le disgusta) suele estar esperando a los peregrinos en un banco a la entrada de la localidad. Pablito, el de las varas, regala bastones de avellano, calabazas y conchas de vieira a los peregrinos que marchan camino a Santiago.

Además, desvela todos los secretos sobre su depurada técnica para coordinar el bastón con los pies. Un apoyo cada cuatro pasos. Ni más, ni menos. Allá por los años 60 Pablito fue una de los primeras personas que peregrinó a Santiago subido a una bicicleta. Desde entonces, completó el Camino en infinidad de ocasiones. Ni él mismo las recuerda. A la salida de Azqueta, el Camino desciende a la derecha pasando por delante de unas naves agrícolas para luego girar a la izquierda, punto desde el que arranca la ascensión de un kilómetro y medio hasta Villamayor de Monjardín sobre un sendero estrecho y mal conservado, rodeado de viñedos.

Antes de coronar, a mano derecha, se encuentra la fuente de los Moros, pocos metros antes de la llegada a Villamayor de Monjardín. La fuente de los Moros es un aljibe (depósito subterráneo de agua) fechado a principios del XIII construido con idea de saciar la sed de los peregrinos. Está muy bien conservada. Conviene tener en cuenta que desde Villamayor de Monjardín (10,3 kilómetros a Los Arcos) no es posible hacerse con víveres. El peregrino solo podrá saciar la sed en una fuente en el cruce con la carretera de Urbiola, casi al inicio del trayecto. Descenso hasta Los Arcos Como no podía ser de otra forma, la salida de Villamayor de Monjardín es un descenso a través de una empinada pista, aledaña a un campo de viñedos.

Una vez abajo, arranca un largo tramo de infinitas rectas sobre los campos navarros. Solo rompen la monotonía un par de cruces con carreteras secundarias, el ruido de la maquinaria agrícola resultante del trabajo en las tierras de labranza y paneles informativos. Para algunos peregrinos se convierte en un trayecto aburrido, ya que el paisaje apenas cambia hasta la llegada a un pinar, ya muy próximo al fin de etapa. Otros disfrutan de este paseo, bien señalizado, con terreno favorable sobre una ancha pista de tierra. «Da tiempo a pensar», dicen. En Los Arcos, un antiguo garaje reconvertido en área de descanso recibe a los peregrinos antes de su acceso al centro de la localidad.

Estella - Los Arcos en bici

Precaución a la salida de Estella. Tráfico denso. Complicado ascenso hasta Villamayor de Monjardín. No es excesivamente largo, pero en algunos tramos presenta mal firme. Desde Villamayor de Monjardían hasta Los Arcos, terreno favorable. Al principio,  este tramo cruza un par de carreteras locales.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Fer de Argentina
Fer de Argentina 03/08/16 16:11:23
11
La bodega Irache tiene la fuente de vino abierta en horario laboral, si pasas temprano por la mañana te lo pierdes, aunque te puedes sacar la foto igual. Es un sitio pintoresco, pero no es para rasgarse las vestiduras. Me quedo con los paisajes naturales
4/5 estrellas
1 1
Pepe AM
Pepe AM 04/08/2016 00:02:06
1
Buena recomendación! Me lo apunto por si algún día el trabajo me da unos días de descanso XD
1
Alejandro Ruiz
Staff
Alejandro Ruiz 28/06/16 15:01:51
00
Por lo que comenta @Josean parece una etapa para disfrutar del entorno!
0 0
Josean
Josean 29/04/16 13:29:47
00
Esta ruta, la hice hace dos años y es preciosa, vas por los bosques, ves las montañas, naturaleza, etc, merece la pena. BUEN CAMINO
0 0
Ruta relacionada
Ubicación
Localidades relacionadas
Perfil etapa
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.