León-San Martín del Camino

0 valoraciones
3
7
3
Información
El caminante enfila en este tramo Villadangos del Páramo

El caminante enfila en este tramo Villadangos del Páramo

Una farragosa salida de León conduce hasta Virgen del Camino, punto en el que el peregrino deberá elegir entre una pista paralela a la carretera que atraviesa un par de pueblos con servicios o la tranquilidad del campo. La primera conduce hasta San Martín del Camino y es la ruta histórica. La segunda, hasta Villar de Matarife, localidad que reclama con vehemencia el paso del Camino por sus calles. Las dos sendas no se vuelven a unir hasta Hospital de Órbigo, ya en la siguiente etapa. Por supuesto, al igual que en el resto de las jornadas, esta guía pretende orientar al peregrino, pero el que se encuentre con fuerzas puede continuar andando y hacer noche en Hospital de Órbigo.

La etapa León - San Martín del Camino (25,4 kilómetros)

La salida de León (309 kilómetros a Santiago) es pegajosa, repleta de tráfico y ruidos. Tras cruzar el puente sobre el río Bernesga, ubicado en las inmediaciones del parador de San Marcos, el peregrino se enfrenta a incómodas avenidas repletas de cruces, semáforos y, por desgracia, menos pasos de peatones de los deseables. La recomendación es avanzar por la acera del margen izquierdo. Por aquí abundan las flechas amarillas dibujadas en postes de farolas, la señalización vertical y las conchas de vieira incrustadas en el suelo.

Todo recto hasta llegar a una pasarela que salva la vía del tren y que transporta al romero hasta Trobajo del Camino, aunque el panorama, repleto de vehículos y comercios, no varía. Una de las pocas huellas que hace justicia al apellido de la localidad, tan jacobeo, es una pequeña ermita de Santiago apóstol que resistió con firmeza a la fiebre inmobiliaria.

Continuando por el margen izquierdo, una señal vertical ordena desviarse a mano izquierda para volver a girar a la derecha e iniciar un pequeño ascenso hasta la N-120. Previa pulsación del botón del semáforo, el peregrino debe cruzar para adentrarse por una pista que lo lleva hasta una zona industrial con naves y solares, bajo cables del tendido eléctrico.

Tras unos metros en paralelo de la N-120 por una vía de servicio en la que hay una panadería industrial, se llega a una gasolinera. Esta es una zona peligrosa, en la que el romero tendrá que pisar el arcén de la vía.

La estación de servicio ofrece una terraza a la sombra, pero pocos metros más adelante, ya en Virgen del Camino (18,4 kilómetros a San Martín del Camino), el peregrino se encuentra con una gran oferta de servicios. Este punto es ideal para realizar la primera parada del día, hidratarse a conciencia y desayunar (sorprende el elevado número de panaderías que se concentran en tan pocos metros cuadrados). Además, el que aún no lo tenga claro, tendrá que decidir entre las dos variantes que, en breve, se le presentan.

A San Martín ou a Villar de Matarife

Al llegar a la iglesia hay que cruzar hasta el lado izquierdo de la carretera y descender por la calle de La Paz, dejando atrás la fuente del Cañín. Las pintadas en amarillo sobre el asfalto son excesivas. Desde Villar de Mazarife y San Martín del Camino, dos localidades rivales que buscan el paso de los peregrinos, envían con regularidad a pintores de brocha gorda hasta este punto para pintarrajear la carretera de amarillo.

Plaza del Grano

Plaza del Grano

La ruta más histórica llega hasta San Martín. Transcurre casi en su totalidad por una pista paralela a la N-120 y está repleta de servicios. Hay que continuar de frente; la variante conduce hasta Villar de Mazarife, localidad que reivindica con fuerza el paso del Camino por sus tierras. Una antigua vía romana y el patronato del Apóstol son dos de los argumentos esgrimidos con más fuerza. Por esta ruta apenas hay servicios hasta el final de la etapa. Es más tranquila. Se aleja del tráfico. Transcurre por el páramo. Hay que coger a la izquierda por una pista de tierra.

Con tanta pintada sobre la carretera, que no hace más que confundir, el peregrino se siente durante unos metros como un corredor del Tour de Francia. Sea cual sea la elección, más adelante, y en varias ocasiones, existe la opción de rectificar y enganchar con la otra ruta (no le faltarán indicadores). Rumbo a San Martín del Camino, tras un paso incómodo por un desnivel y una rotonda se accede a la pista.

Un breve paseo por otra pista de tierra conduce hasta un paso subterráneo bajo la carretera por un oscuro túnel. A la salida, una flecha amarilla pintada en el tronco de un árbol indica al romero que debe tomar a la derecha y ascender por una pista de tierra hasta llegar a un pequeño polígono industrial. Unos metros más adelante se encuentra el camino de tierra paralelo a la N-120 que conduce hasta Valverde de la Virgen. Esta pequeña localidad cuenta con un par de restaurantes, un pequeño supermercado, fuente y cajero. Destaca el campanario de la iglesia, en el que se aglutinan hasta cuatro nidos de cigüeñas. Sin abandonar el camino, los romeros de más altura deberán agachar la cabeza para no estamparla con una señal vial plantada en medio de la ruta jacobea.

La siguiente localidad, San Miguel del Camino, está muy cercana. Cuenta con una panadería, un mesón y en el margen derecho de la carretera se encuentran dos restaurantes.

Parada en San Miguel del Camino

Un vecino de San Miguel del Camino, ofrece a los romeros algo para picar a través de un cesto de mimbre que cuelga de una de las ventanas de su casa. En este puesto también se puede sellar la credencial. En un cartel señala que 200  metros más adelante se encuentra una fuente de agua potable.

Villadangos del Páramo

Villadangos del Páramo

A la salida del pueblo, tras un rato caminando por el arcén de la carretera, se salva una rotonda y se recupera el camino durante algo más de 6 kilómetros. En este tramo se camina siempre en paralelo a la N-120, aunque el firme va saltando entre la tierra y la gravilla. A mitad de camino, una gasolinera al otro lado de la carretera es el único lugar posible en el que reponer energías antes de llegar a Villadangos del Páramo (4,4 kilómetros a San Martín del Camino).

El peregrino puede dar fe de que el nombre de esta localidad hace justicia al terreno en el que se ubica: llano, sin vegetación y, por lo tanto, desabrigado. Antes de la entrada, una zona de descanso ofrece un par de bancos al peregrino para que descanse de su travesía. Al atravesar el pueblo, desvío a la derecha para caminar unos metros sobre tierra a cobijo de una zona arbolada. El romero podrá echar un trago en la fuente del peregrino. Tras este paso, regreso a la pista. En primera instancia de tierra y luego de grava. En menos de 2 kilómetros se encuentra San Martín del Camino, final de etapa para muchos romeros.

León - San Martín del Camino en bici

La salida de León presenta ciertas dificultades para los ciclistas. La inmensa mayoría de indicadores del Camino de Santiago están ubicados en el margen izquierdo de la vía, ya que están pensadas para los que avanzan sobre la acera. Sin embargo, el gran movimiento que suele haber por estas calles desde las primeras horas del día provoca un paso incómodo y se recomienda a los ciclistas que circulen por el margen derecho.

En el resto de la etapa, se puede ir por el arcén derecho, aunque la pista no presenta dificultades para los ciclistas. Justo antes de llegar a San Miguel del Camino, se puede cruzar un paso muy estrecho protegido por el guardarraíl, ocupar el arcén contrario durante diez metros o cruzar la carretera. Cualquiera de las tres opciones es peligrosa.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Fer de Argentina
Fer de Argentina 30/09/16 21:59:35
20
En San Miguel del Camino, Agapito Trigal López es "un amigo del camino y del peregrino, te desea mucha suerte en el camino". Hay galletas, maní, bollos desinteresadamente ofrecidos en la puerta de su casa. Tengo su sello en mi credencial.
2 0
Ruta relacionada
Ubicación
Localidades relacionadas
Perfil etapa
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.