Pontevedra

Localidad

2 valoraciones
6
12
6

Qué ver en Pontevedra

Pontevedra ©Panoramio / amadeus2050

Pontevedra ©Panoramio / amadeus2050

El peregrino entra en Pontevedra a través de la calle Ramón Otero Pedrayo, en la que se encuentra el albergue de peregrinos, la estación de tren y la de autobús. En el camino hacia Eduardo Pondal encontrará numerosas opciones de alojamiento. Continuando por Virxe el viajero descubrirá que la señalización de la ruta jacobea estará muy cuidada, con flechas amarillas en cada intersección dibujadas en las calles.La plaza de Compostela, con una refrescante fuente en la que juegan unas estatuas infantiles, da la bienvenida al peregrino al casco antiguo de la ciudad. A pocos metros llegará a la plaza de la Peregrina, donde el santuario dedicado a esta Virgen es el epicentro. El edificio fue construido en el siglo XVIII y se trata de uno de los símbolos de la ciudad.

Está dedicado a la Virgen Peregrina, patrona de la provincia de Pontevedra y del Camino de Santiago. Su fiesta se celebra el segundo domingo de agosto. El interior de la capilla conserva una imagen de la Virgen del siglo XIX, así como una gran concha natural para el agua bendita, situada en la entrada, que fue regalo del contraalmirante Casto Méndez Núñez. Su planta está inspirada en una concha de vieira, símbolo de los peregrinos.

En la fachada se puede apreciar a la Virgen, acompañada de Santiago y San José, todos con indumentaria de caminantes. A los pies del santuario está el escudo de la ciudad y Teucro, el mítico fundador de Pontevedra. En uno de los extremos de la plaza hay un divertido guiño al loro Ravachol, eje de los carnavales de la ciudad. Recibe su nombre del famoso anarquista francés y se trataba de un loro muy locuaz que se encontraba en una botica situada en el lugar en el que hoy se encuentra el monumento.

Allí su dueño organizaba tertulias en las que el animal participaba. Perdió la vida en 1913 durante los Carnavales, por lo que se aprovechó para convertir su duelo en un espectáculo público, una tradición que continúa hoy cada miércoles de ceniza. Enlazando de plaza en plaza el peregrino puede llegar hasta la de Ourense y de ahí a la de Ferraría. El nombre lo recibe de los talleres de forja que había situados en los soportales de la zona.

El espacio se creó para albergar la Feira Franca que el rey Enrique IV concedió a la ciudad en el siglo XV. Durante el XVII y el XVIII se celebraron allí corridas de toros, una tradición de la ciudad que hoy continúa con su propia plaza. Aledaña a la plaza se encuentran los jardines de Casto Sampedro, dedicados a este arqueólogo pontevedrés cuyo apoyo sirvió para reconstruir la fuente de la zona, muy importante debido a la escasez de agua que padeció la ciudad en la época medieval. La fuente original estuvo abandonada y se reconstruyó en el siglo XX aprovechando algunas de las piezas originales  del siglo XVI.

Pontevedra ©Panoramio / Enrique Leclere

Pontevedra ©Panoramio / Enrique Leclere

Detrás de estos jardines se encuentra la iglesia de San Francisco. Su fundación tuvo lugar a mediados del siglo XII, aunque de ese momento solo se conserva la fachada. La iglesia sufrió muchas obras a lo largo del tiempo, al igual que el convento, donde hay capillas de las familias pontevedresas más importantes como los Soutomaior, los Cruu o los Mariño de Lobeira. El templo estuvo abandonado durante años tras la marcha de los frailes en 1836 por la desamortización. El convento medieval fue sustituido por el actual a finales del siglo XVIII. En la actualidad es la sede de la delegación de Hacienda.

Aunque la ruta jacobea encamina al peregrino por la calle Real hasta el puente de O Burgo por el que se sale la ciudad, se recomienda al caminante que dedique su tiempo a recorrer el casco histórico para no perderse la riqueza que atesora. En el margen derecho de la sirga peregrina se localiza el teatro principal y Liceo Casino, la capilla del Nazareno, conocida como de las emparedadas porque albergaba monjas de clausura, o la casa das Campás.

Esta vivienda es una de las más antiguas de la ciudad y se trata de una construcción del siglo XV cuya fachada conserva los argos góticos y dos labras heráldicas. En el siglo XIX estuvo relacionada con las aventuras del pirata pontevedrés Benito Soto, que decían que se escondía allí cuando era perseguido e incluso ocultó parte de un tesoro del que nunca se supo. Murió ahorcado en Gibraltar a los 25 años. Hoy el edificio es el vicerrectorado de la Universidad de Vigo.

Continuando el paseo hacia el oeste el peregrino puede visitar la Real Basílica Menor de Santa María la Mayor, una construcción del gótico tardío con influencias del manuelino portugués y algo del Renacimiento. La fachada principal es una de las mejores obras platerescas de Galicia y cuenta con un gran repertorio iconográfico. En el interior destacan sus bóvedas de crucería y un retablo mayor de comienzos del siglo XX donde se repasa la biblia con fábulas y representaciones de la ciudad amurallada.

Pontevedra ©Panoramio / Antonio Alba

Pontevedra ©Panoramio / Antonio Alba

Cerrando esta mitad del casco viejo que aparece dividida por el camino, quedaría por visitar el Santuario de las apariciones, antiguo colegio de madres Doroteas en el que residió Sor Lucía tras las apariciones de Fátima. Su celda se transformó en pequeña capilla en la que también tuvo lugar una aparición en 1925. En la otra mitad del centro de Pontevedra, la que se corresponde con la parte este, el peregrino no puede dejar pasar una visita al Museo Provincial, situado en la Plaza de la Leña, que lleva este nombre porque se dedicaba al mercado de la madera para abastecer las antiguas cocinas.

El museo fue fundado en 1927 y ofrece una variada muestra de historia de la provincia, desde la orfebrería prehistórica al más importante depósito de hacas de bronce de talón de España, así como una impresionante colección de azabaches, cerámica de Sargadelos y mucha historia naval. Cuenta con seis edificios y es uno de los tres mejores y mayores museos provinciales a nivel nacional.

En esta área también se puede visitar la iglesia de San Bartolome, de los siglos XVII y XVIII, en la que destacan sus retablos barrocos y esculturas, o el edificio Sarmiento. Una vez disfrutado del casco urbano de Pontevedra, el peregrino podrá, ahora sí, marchar satisfecho y continuar su trayecto hasta la plaza Celso García de la Riega, para posterioremente abandonar la ciudad por el puente de Burgo. Se trata del más antiguo de la ciudad, que sufrió numerosas restauraciones y rehabilitaciones desde el siglo XII y hasta el XX. En este lugar se firmó en 1165 la Paz del Lérez entre Fernándo II y el rey portugués Alfonso I.

Puntos de interes de Pontevedra (4)

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

El tiempo en Pontevedra

14°

15/05/2021

niebla

Ubicación
Mapa de establecimientos en la localidad
Servicios
  • Conexión por autobus
  • Cajeros
  • Farmacias
  • Guardia Civil986807900
  • Policía local986833080
  • Conexión por tren
  • Protección Civil986871188
  • Supermercados
  • Paradas de taxi
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom