Reportaje

Las recompensas del Camino de Santiago te esperan al final

El cansancio, el esfuerzo, los dolores por todo el cuerpo, al final valen la pena cuando descubrimos las numerosas recompensas que nos regala el Camino de Santiago

La recompensas del Camino de Santiago te esperan al final

La recompensas del Camino de Santiago te esperan al final

🤝 Las recompensas que el Camino de Santiago te regala cuando lo terminas

Ya te lo hemos contado en otras ocasiones; hacer el Camino de Santiago no siempre es un camino de rosas; hay que prepararse físicamente para estar en condiciones, planificarlo con tiempo eligiendo al detalle las rutas y marcando las etapas... Y luego hay que recorrerlo, con el esfuerzo que supone, la falta de algunas comodidades, el cansancio acumulado con los días, las molestas ampollas...

Sin embargo, créenos, los posibles inconvenientes se van disolviendo a medida que progresamos en el Camino y se van sustituyendo por recompensas que ni siquiera esperas: beneficios emocionales y físicos que te llevas en la maleta, mucho más útiles que la credencial llena de sellos o la compostela que recibes en la Catedral de Santiago al terminar. 

Estos son, a nuestro juicio, algunas de las mejores recompensas que te esperan al final del Camino

➡️ Volver a encontrarnos a nosotros mismos

En nuestra rutina diaria no es que tengamos mucho tiempo para reflexionar; las prisas nos muerden los tobillos, nos llevan corriendo de un sitio para otro, todo lo queremos para ayer. Hacer el Camino de Santiago (bien lo hagamos solos o acompañados) es como introducirnos por unos días en una burbuja en la que lo cotidiano pasa a un segundo plano y solo importa superar los retos inmediatos: vencer la fatiga, superar un repecho...

Por tanto, estamos en una situación inmejorable para reflexionar y volver a reencontrarnos, pensar sobre lo importante, si estamos satisfechos con la vida que llevamos, si valoramos lo que tenemos...

➡️ Revitalizar nuestra fuerza de voluntad

A veces necesitamos volver a coger las riendas y tener la sensación de que somos capaces de controlar nuestro destino, consiguiendo todo lo que nos proponemos. Completar el Camino de Santiago, superando todos los retos que se nos van poniendo por delante, cada una de las adversidades, sienta como un soplo de aire fresco.

La experiencia de convertirnos en peregrinos está llena de buenos momentos, pero también los hay malos; lograr superarlos y volver a casa reforzará nuestra confianza y nuestra voluntad.

➡️ Iniciarnos en nuevos hábitos saludables

Caminar más de 20 km al día durante una, dos o más semanas, desde luego no es algo a lo que esté acostumbrado ningún ciudadano medio en su día a día. El Camino de Santiago supone una exigencia física que hay que empezar a afrontar desde la preparación previa varias semanas antes. Desde ese momento de preparación estamos saliendo de nuestra zona de confort y sometiendo a nuestro cuerpo a una rutina de ejercicio y por tanto, de vida más saludable.

Por lo tanto se puede afirmar que el Camino de Santiago puede ser una buena oportunidad para subirse al tren de un estilo de vida más sano, la chispa que prenda una nueva rutina en nuestro día a día.  

➡️ Descubrir la riqueza de nuestra cultura

Una de las recompensas más notables que podemos llevarnos para siempre cuando hacemos el Camino de Santiago es haber descubierto un amplísimo legado cultural testigo de la historia de España y de la Europa que conocemos.

La ruta jacobea no es solo caminar, también es dedicar un tiempo después de cada etapa para disfrutar del vasto patrimonio histórico artístico de sus localidades. El Camino de Santiago está lleno de puntos de interés impresdincibles que no debes perderte y que seguramente de otra forma no tendrías la misma oportunidad de conocer. 

➡️ Volver a casa con nuevas amistades

Es una realidad, el Camino de Santiago une a las personas que lo recorren y tiende a sacar a la luz sus puntos en común, independientemente de su procedencia, motivaciones y formas de pensar. Entre los peregrinos suele reinar el concilio, la solidaridad y la comprensión; todos estamos en un contexto de relajación y lo hacemos con esperanza y nuestros mejores ánimos.

Es un contexto perfecto para hermanarnos con otros peregrinos, caminar con ellos a diario y quien sabe si comenzar una bonita amistad que perdure en el tiempo. 

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom