Santo Domingo de la Calzada

Localidad

1 valoraciones
1
2
1

Qué ver en Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo de La Calzada ©Panoramio Bach Quatre

Santo Domingo de La Calzada ©Panoramio Bach Quatre

En Santo Domingo de la Calzada, el peregrino deberá esperar a llegar a la Calle Mayor, ejemplo de calle-camino, para ver la mayor parte de los monumentos del núcleo. Tras unos primeros metros en los que se suceden algún hotel que ocupa edificios con historia y diversas casas nobles, el caminante se aproxima al cruce con la calle de las Monjas donde se levanta el Monasterio de Nuestra Señora de la Anunciación. Se trata de una abadía cisterciense que conserva un gran retablo barroco riojano con una bonita Anunciación. Se puede visitar su iglesia y contemplar el sepulcro de alabastro de tres obispos, entre los que se encuentra el de Pedro Manso de Zúñiga, obispo de Calahorra y la Calzada, fundador de este monasterio.

Tras llegar a la plaza de la Alameda, el romero se sitúa frente a la Casa de la Cofradía del Santo, la sede de la cofradía más antigua del camino, fundada por Santo Domingo en el siglo XI. En la actualidad, además de preservar el recuerdo del santo y las tradiciones a él vinculadas, acoge un albergue de peregrinos, que cuenta con museo propio con cuadros, documentos, fotografías o libros referentes al santo o al propio trazado jacobeo. Dentro del recinto también se crían los gallos y gallinas que después se trasladan a la catedral. Se reponen cada 15 días. Al llegar al entorno de la plaza del Santo, epicentro de la antigua vida de la ciudad con las principales instituciones, los caminantes deberán levantar la misma para contemplar la Torre Exenta, la torre barroca de la catedral que se encuentra separada del resto del edificio. 

Es la tercera que ha tenido el templo. La primera, de los siglos XII-XIII, fue destruida por un rayo en 1450 mientras que la segunda tuvo que ser desmontada por problemas de cimentación. Para evitar las corrientes subterráneas de agua esta se construyó (entre 1762 y 1767) exenta sobre una masa compacta y dura de hormigón. Con casi 70 metros de altura es la más alta de La Rioja. Desde su altura las vistas del enclave y del entorno son magníficas. Los horarios de visita son, de lunes a viernes, de 09.00 a 20.30 o 21.00 horas mientras que los sábados y domingos de 09.00 a 19.10 horas. Enfrente de la torre, al otro lado de la plaza, descansa el actual Parador de Turismo «Santo Domingo de la Calzada», que ocupa un antiguo hospital para peregrinos del siglo XIV, levantado a su vez sobre el primitivo construido en el lugar por Santo Domingo de la Calzada. Permaneció en activo como albergue de peregrinos hasta el año 1965.

De planta basilical, con tres naves, conserva en la fachada principal una puerta del siglo XV y, al lado izquierdo, un ventanal del siglo XVIII. En su parte central tiene una hornacina con la imagen de Santo Domingos de la Calzada. En el patio conserva el brocal del antiguo pozo construido por el santo. A su mano izquierda, pero aún en la plaza del santo, se accede a la catedral del lugar, típica iglesia de peregrinación, con planta de cruz latina con tres naves y girola. Comenzada en 1158 para guardar los restos de Santo Domingo, el diseño original fue del mase Garçion, posiblemente de origen francés. Este maestro proyectó un gran templo tardorrománico acorde con la importancia del lugar, y del que aún se conservan importantes vestigios, en concreto la cabecera y el diseño del resto del templo.

Como joyas arquitectónicas dentro del templo se hallan el coro, gran pieza plateresca de 1520, y el retablo mayor de Damián Forment, joya de la escultura renacentista española. A pesar de que antes se situaba en la capilla mayor, desde su restauración en 1994 se trasladó a un lateral del templo. Destacan la gran cantidad de motivos mitológicos y paganos que se intercalan entre sus pisos. Aunque, sin duda, una de las obras más contempladas en el templo, es el mausoleo de santo Domingo. Según la tradición, fue el propio santo quien preparó el sepulcro en la calzada que él mismo trazó, en el exterior de la primitiva iglesia hoy desaparecida. Tras la construcción de la catedral, la tumba quedaría ya en su interior.

En el monumento confluyen varios estilos (románico, gótico y tardogótico) al ser posiblemente fruto de la unión de piezas de tres sepulcros diferentes. Bajo este espacio se construyó una cripta que acoge las reliquias. Sobre la tumba del salto se encuentra la hoz con la que Santo Domingo pudo ayudar a acondicionar el camino y que protagonizó otra leyenda, el «milagro de la hoz». El santo propuso a los habitantes del lugar que le permitiesen cortar sólo las encinas que pudiera usando una simple hoz de segar trigo. Los vecinos accedieron divertidos hasta que comprobaron la facilidad con que dicha hoz talaba todo tipo de árboles...

Santo Domingo de la Calzada y el Camino de Santiago

Frente al mausoleo se sitúa el gallinero gótico de piedra policromada construido a mediados del siglo XV y que acoge un gallo y una gallina vivos en conmemoración del milagro del peregrino ahorcado, una de las leyendas jacobeas más extendidas durante la Edad Media. La tradición recuerda cómo un matrimonio alemán peregrinaba a Santiago junto a su hijo. Llegados a Santo Domingo se hospedan en un mesón. La hija del posadero se enamora del joven pero al no ser correspondida decide vengarse y oculta entre el equipaje del alemán una jarra de lata. Cuando los romeros abandonan el núcleo denuncia el robo lo que provoca la captura del chico, quien es acusado de robo y condenado a la horca. Sus padres continúan la peregrinación y, ya de vuelta, van a ver el cuerpo de su hijo y comprueban cómo, sorprendentemente, estaba vivo.

La memoria popular relata en ocasiones que el joven les contó que fue Santo Domingo quien le ayudó a conservar la vida mientras que en otras narraciones ya son los padres quienes contemplan cómo el santo sostiene desde abajo a su hijo para que no fallezca ahorcado. En cualquier caso los padres van, acto seguido, junto al corregidor del lugar a contarles el milagro pero este, escéptico, les asegura que su hijo está tan vivo como el gallo y la gallina asados que él se disponía a comer a continuación. Acto seguido las aves recuperan las plumas y la vida, algo que confirma el prodigio y que da pie al famoso dicho: «Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada». La presencia de animales vivos en el templo está documentada desde 1350.

En la actualidad el gallo y la gallina se cambian cada quince días. Los huevos que pone la gallina son para los enfermos de la ciudad. No es extraño que canten en el medio de una misma, algo que sirve para distinguir a los vecinos del lugar, que no se dan la vuelta, y a los peregrinos o turistas, que, sorprendidos, se dan la vuelta. Debajo del gallinero hay unos huecos, forjados con el paso de los siglos y con la acción de los peregrinos quienes, con sus bastones, azuzaban a las aves para llevarse una pluma. Los horarios de visita de la catedral son, de lunes a viernes, de 9.00 a 20.30 horas; los sábados, de 09.00 a 19.10 horas; y, los domingos, de 09.00 a 12.20 y de 13.45 a 19.10 horas.

Hay distintas modalidades de visitas guiadas y una de ellas se celebra los viernes y los sábados por la noche. Se necesita reservar cita con antelación. Detrás del templo los caminantes pueden acercarse hasta la Plaza Mayor, donde se encuentra el ayuntamiento o la alhóndiga. También un poco alejadas de la sirga peregrina se localizan las murallas medievales del enclave. En la actualidad se conservan doce torreones, paños de muralla y varias puertas, así como un tramo de la primitiva muralla del siglo XIII. Tras adelantar diversas casas nobles el recorrido jacobeo abandona la Calle Mayor y avanza por la calle del R o Palomarejos, dejando a mano izquierda, junto a la plaza de San Francisco, el propio convento de San Francisco, de estilo herreriano, donde, en la actualidad, se halla el segundo parador del enclave.

El caminante afronta la salida del núcleo a través del Puente de Santo Domingo que salva el río Oja (de donde se deriva el propio nombre de La Rioja), que fue construido a partir del siglo XVIII en sustitución del primitivo levantado por Santo Domingo en el siglo XI. Junto al puente se halla la ermita neorrománica del Puente, edificada en sillería y ladrillo y construida en 1917 en honor al santo impulsor del camino.

Puntos de interes de Santo Domingo de la Calzada (1)

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

El tiempo en Santo Domingo de la Calzada

20°

20/07/2019

generalmente soleado

Ubicación
Mapa de establecimientos en la localidad
Servicios
  • Conexión por autobus
  • Cajeros
  • Farmacias
  • Policía local941340005
  • Protección Civil941341586
  • Supermercados
  • Paradas de taxi
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom