Artículo

¿Dónde dormir en el Camino de Santiago?

Para dormir en el Camino de Santiago existen múltiples opciones: bien elijas un refugio, un albergue, un hostal o un hotel, frecuentemente vas a econtrar una completa red de alojamientos para cubrir tus necesidades

Fernando Borjas
20/03/2017 21:00 '
Albergue en el Camino de Santiago

Albergue en el Camino de Santiago

Dónde alojarse en el Camino de Santiago

Dónde dormir en el Camino de Santiago depende exclusivamente de ti. Existe un abanico enorme de alojamientos en el Camino de Santiago para todos los bolsillos y gustos personales, para los que buscan conocer gente y nos les importa compartir su espacio personal y para los que no quieren renunciar a su intimidad y descanso. Mientras recorres el Camino, tanto si decides optar por los tradicionales albergues como por hostales, pensiones, campings u hoteles, debes de adaptarte a las normas de cada uno de ellos, en especial a las de los albergues, por ser bastanta particulares. En ellos vas a compartir tu espacio con otros peregrinos en grandes salas con literas, y has de saber que normalmente la hora de descanso (cuando se apagan las luces) suele estar establecida a las 22:00, con horarios de entrada sobre las 12:00 de la mañana y de salida sobre las 9:00. Por último, debes saber que para obtener alojamiento en los albergues es necesario presentar la credencial de peregrino.

Dormir en albergues en el Camino de Santiago

Sin duda dormir en albergues en el Camino de Santiago es la opción más elegida por los peregrinos, por sencillez y por lo económicos que son. No podemos reservar con antelación (en albergues públicos), pero si quitamos las semanas de mayor afluencia en los meses de verano, no suele haber problemas para encontrar sitio. En rutas como el Camino Francés, hay albergues en todos los pueblos de final de etapa y en muchos pueblos intermedios, sin embargo en otras rutas, hay que ceñirse a las localidades de final de etapa, ya que son vías menos concurridas. Si haces el Camino de Santiago en bici, debes tener en cuenta que los peregrinos a pie siempre tienen preferencia a la hora de recibir alojamiento.

Si no has dormido nunca en un albergue, debes saber que se duerme en salas con literas en las que compartimos nuestro espacio con muchos otros peregrinos, un inconveniente para muchos, pero parte de la esencia tradicional del Camino de Santiago. Es muy recomendable usar tapones para dormir e irnos a la cama pronto, ya que los algunos peregrinos comenzarán a preparar su jornada a primeras horas de la mañana, cuando ya el ajetreo hace difícil conciliar el sueño. 

Habitación de hotel Camino de Santiago

Habitación de hotel Camino de Santiago

Camino de Santiago sin dormir en albergues

Cada peregrino recorre el Camino de Santiago como quiere y como puede. De esta forma, no tienes por qué alojarte en albergues si no están hechos para ti o no quieres compartir tu espacio con desconocidos. Perfectamente puedes optar por alojarte en pensiones, campings hostales e incluso hoteles, que no faltarán a lo largo de las rutas jacobeas, sobre todo en el caso del Camino Francés, la vía con mayor afluencia. En los días de verano con mayor concentración de peregrinos en las localidades más visitadas, puede que incluso te veas forzado a buscar alguno de estos alojamientos, en el caso de que no queden plazas en los albergues. ¿Dormir o no dormir en albergues? Desde luego, si planeas recorrer una buena parte del Camino de Santiago a pie, dedicando algunas semanas, dormir en hostales, pensiones u hoteles cada noche encarecerá bastante el viaje, aunque lógicamente, los horarios de check-out son más amplios, podremos quedarnos más noches y seguramente el descanso será mayor, al ser el espacio exclusivo para nosotros.

¿Hay que reservar plaza en los albergues de la ruta jacobea?

En condiciones normales no se puede reservar plaza en los albergues (públicos); estos se van ocupando según el orden de llegada de los peregrinos, otra cosa diferente son los albergues privados. En los meses de otoño/invierno, con menor afluencia de peregrinos, no encontrarás problema de alojamiento, pero en los meses de verano, sobre todo en el Camino Francés, una buena idea es llamar con antelación a los albergues para saber si quedan plazas libres. Aunque la mejor idea de todas es madrugar y finalizar tu etapa a media mañana, dejando de lado las horas más cálidas. Salvo en condiciones excepcionales, normalmente sólo puedes pasar una noche en cada albergue para ir dejando sitio a los nuevos peregrinos.

¿Cuánto cuesta dormir en el Camino de Santiago?

El precio es variable dependiendo del tipo de alojamiento que escojamos (o que quede libre en temporada alta). El precio de los albergues públicos puede ir de 6 a 10 euros, aunque en ocasiones se acepta simplemente un donativo. Es un precio simbólico para cubrir gastos, ya que estos alojamientos son propiedad de los ayuntamientos o comunidades autónomas y están gestionados por hospitaleros voluntarios, que de forma altruista atienden a los peregrinos. En el caso de los albergues privados, donde normalmente se puede reservar, el precio sube hasta los 10-12 euros.

Dormir en tienda de campaña en el Camino de Santiago

Dormir en tienda de campaña en el Camino de Santiago

¿Se puede dormir gratis en el Camino de Santiago?

En el Camino de Santiago siempre se habla de la hospitalidad jacobea, que se refiere a la amabilidad de las gentes del Camino para ayudar a los peregrinos y darles cobijo en momentos de necesidad. Pero esto no significa que nadie tenga la obligación de alojar de manera gratuita a los peregrinos, ni que podamos recorrer el Camino de Santiago "de gratis". En ocasiones en las que la afluencia de peregrinos es masiva y los albergues se llenan, algunos ayuntamientos habilitan polideportivos para que los peregrinos que se han quedado sin sitio tengan un sitio para dormir. Eso sí, el saco corre de cuenta del peregrino.

¿Hay que llevar saco al Camino de Santiago?

No es estrictamente necesario, pero sí muy recomendable. Siempre es de previsores llevar saco al Camino de Santiago, porque aunque siempre nos van a dar sábanas y manta en cada albergue, no está de más usar nuestro saco y tener una capa extra, sobre todo en los meses más fríos. En verano, siempre es una buena idea llevar un saco fino especialmente pensado para esta época, no vaya a ser que nos quedemos sin plaza en los albergues y tengamos que dormir a la intemperie en el Camino de Santiago. No seremos el primer peregrino en dormir al raso en algún polideportivo, salón de actos o bajo el manto de las estrellas, y ahí agradeceremos llevarlo con nosotros.

¿Dónde dormir con perro en el Camino de Santiago?

Tradicionalmente los alojamientos del Camino no han admitido mascotas, aunque ésto está cambiando poco a poco y dejar a nuestro perro atado durmiendo a la intemperie ya no es la única opción. Cada vez más alojamientos permiten que durmamos con nuestro perro en la misma habitación, siendo muchos de ellos campings, aunque también encontramos cada vez más hostales y pensiones. Algunos de ellos cobran suplemento, aunque suelen ser cantidades pequeñas. Para saber si admiten mascotas recomendamos encarecidamente llamar siempre antes a los alojamientos para asegurarnos y no llevarnos la sorpresa. Haciendo el Camino de Santiago con perro, las opciones en los albergues se reducen mucho; los perros no pueden entrar en las habitaciones comunes de los peregrinos, pero en muchas ocasiones se habilitan patios interiores donde se pueden atar para pasar la noche (la elección depende de cada dueño). Si vamos a dejar a nuestro perro atado, hay que asegurarse de que no vaya a pasarse la noche ladrando, por el descanso de los demás peregrinos.

Estoss son sólo algunos de los factores que tienes que tener en cuenta a la hora de buscar alojamiento en el Camino de Santiago, sin embargo hay muchos más. Te contamos algunos consejos para hacer el Camino de Santiago imprescindibles si te animas por primera vez a hacer la Ruta Jacobea. 

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Sin avatar
xacobito 23/03/17 22:34:29
10
Un artículo muy acertado.

Comp apreciación muy personal sobre el tema del saco, creo que uno u otro, el saco o el saco sábana, son más que recomendables, imprescindibles cuando se usan albergues, por dos razones:

Quizás no hay mantas para todos (en invierno no hay gente y puedes echarte 5 encima si quieres) y una sábana bajera, que es lo que dan en casi todos los albergues, no abriga, ni si quiera en pleno mes de Julio si es una albergue "fresquito" o tienes que irte al suelo.

Pero la razón fundamental es la higiene: Las mantas las usan todos los peregrinos, no son deshechables y no es algo que se lave todos los días.
1 0
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.