Los Arcos-Logroño

0 valoraciones
5
9
5
Información
Fotografía cedida por Turismo de La Rioja

Fotografía cedida por Turismo de La Rioja

Despedida de Navarra y entrada en La Rioja, tierra que presume de elaborar los mejores caldos del país. Desde Los Arcos hasta Torres del Río el terreno es cómodo, sin embargo, desde esta localidad hasta la fabulosa Viana, el Camino se complica. Un largo sube y baja constante de toboganes. Mari, la hija de Felisa, una leyenda dentro de la ruta jacobea, da la bienvenida a los romeros a las puertas de Logroño.

La etapa Los Arcos - Logroño (28,7 kilómetros)

Ya en la otra orilla del río Odrón, la salida de Los Arcos (643 kilómetros a Santiago) se realiza por una zona residencial en la que se emplaza el último de los albergues.

A través de una pista de gravilla con tendencia a subir se deja atrás la capilla de San Lázaro y el cementerio. Pronto la pista se ensancha y la grava da paso a la tierra, en una pista que, paralela a la carretera comarcal, conducirá al peregrino derecho hasta las inmediaciones de Sansol. Entre medias, olivos y campos de labor, las instalaciones de una compañía eléctrica, escultura en piedra de vanguardia peregrina y algún intento de merendero, fallido por la falta de sombras.

A menos de un kilómetro para la entrada en Sansol, el Camino se cruza con una carretera local que ya no se abandona hasta la llegada al pueblo, donde los peregrinos encontrarán un centro de salud, una farmacia y el albergue privado de Arcadi y Nines.

Menos de un kilómetro de bajada separa Sansol de la siguiente localidad en el Camino. A la salida del pueblo, se cruza la carretera y se desciende unos cien metros por su margen izquierdo hasta la llegada a una solitaria vivienda de color teja emplazada en plena curva. Una flecha amarilla desvía al peregrino hacia la izquierda por un tobogán empedrado. Bajo túnel, sobre puente, y una fuente ofrece un trago al peregrino a las puertas de Torres del Río (18,7 kilómetros a Logroño).

De Torres del Río a Viana

Para la salida de Torres del Río es necesario seguir escalando. Desde la entrada en esta localidad el Camino no ha cesado de ganar metros sobre el nivel del mar.

A mano izquierda se deja el establo de un albergue y un poco más adelante el cementerio, en el que hay una fuente. El trayecto hasta Viana es incómodo. No son muchos kilómetros, pero la orografía de la zona obliga a enfrentarse a un tortuoso sube y baja agotador.

El firme va cambiando en función de las necesidades. Por ejemplo, en las rampas más empinadas, el sendero está asfaltado o enlosado buscando un mejor agarre de las suelas para evitar sustos en forma de patinazos. Otros tramos son de grava. Incomodidad en algunas zonas.

La vegetación aledaña atrae a multitud de insectos que buscan el rico néctar de los frutos. Hasta la llegada a Viana es necesario cruzar varias veces la carretera. Una carretera por la que transitan pocos coches pero la mayoría de ellos suelen hacerlo a grandes velocidades, por lo que es necesario extremar las precauciones.

Ya sobre llano, la llegada a Viana (10,7 kilómetros a Logroño) no acaba de resultar cómoda. Camino en mal estado muy pegado a la carretera. Se atraviesa hacia el margen derecho. Llegada a Viana.

Viana

Desde Viana hasta Logroño es un cómodo paseo con terreno a favor. El descenso arranca desde la misma Viana, emplazada en lo alto de un monte. Los comerciantes de la zona no han desaprovechado la oportunidad de reclamar la atención de los romeros colgando publicidad plastificada en las ramas de algún arbusto, como si de una manzana se tratase.

A través de unas pistas algo descuidadas se esquiva una carretera por un pasadizo en el que un grafiti con una concha desea buen camino a los peregrinos. Siempre sobre llano, el asfalto deja paso a la tierra. Se pasa por delante de una ermita con zona de merendero y la ruta se vuelve a topar con la principal arteria que comunica Viana con Logroño.

Una pasarela permite a los romeros trasladarse a la otra orilla para proseguir su marcha hasta la capital de La Rioja. Se pasa por un breve paseo arbolado, con terreno a favor, hasta la llegada a una zona industrial, que marca la frontera entre Navarra y la comunidad autónoma de La Rioja. Tras volver a salvar la carretera, esta vez por debajo, camino cómodo.

En Logroño

Justo antes de la llegada a Logroño, Mari espera a los peregrinos bajo la higuera que crece delante de su vivienda. Esta ilustre señora sigue la tradición de su madre Felisa, toda una institución en el Camino de Santiago.

Logroño

Logroño

Continúa el descenso hasta Logroño, capital a la que se accede a través de un parque. Tras cruzar el majestuoso Ebro, se llega al centro de la ciudad.

Los Arcos - Logroño en bici

Desde Torres del Río hasta las puertas de Viana, camino muy complicado para los ciclistas. Rampas infernales tanto a favor como en contra. Sendero muy estrecho en algunas zonas. Rodeado de vegetación que atrae a multitud de insectos, por lo que en los descensos conviene llevar la boca bien cerrada y los ojos protegidos por gafas de sol. La mayoría de los ciclistas evitan este tramo y escogen la carretera para llegar a Viana. Las pendientes siguen existiendo, pero son mucho menos pronunciadas. Además, esta carretera, en muy buen estado, suele presentar poco tráfico.

Desde Viana hasta Logroño terreno cómodo. La pasarela cuenta con una pequeña rampa en un lateral para que los ciclistas puedan cruzar con la bicicleta sin tener que cargar con su peso. El que llegue a Logroño con cualquier tipo de problemas mecánicos tiene la posibilidad de reparar la bicicleta justo antes de cruzar el Ebro. Comercio Vini Vidi Bici bien señalizado.

El primer tramo de la etapa, por pistas de concentración parcelaria, es sencillo. El acceso a Sansol se realiza por una carretera sin arcén, pero suele presentar muy poco movimiento. A la salida de Sansol hay un taller especializado en maquinaria agrícola que tratará de solucionar cualquier tipo de avería.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Fer de Argentina
Fer de Argentina 04/08/16 19:20:59
21
Y todos cantamos el Canto del Peregrino, en el comedor del albergue de la Parroquia de Santiago el Real de Logroño!

Y todos cantamos el Canto del Peregrino, en el comedor del albergue de la Parroquia de Santiago el Real de Logroño!

2 1
Pepe AM
Pepe AM 05/08/2016 14:58:09
0
No tenía ni idea de este Canto del Peregrino
0
Josean
Josean 29/04/16 13:31:49
00
En general muy bonita, salvo la entrada a Logroño, es lo que me comentaron, que las entradas a las ciudades, son un poco pesada. Pero bien, sobre todo al llegar y poder degustar los picos típicos en la calle Laurel. Hay que ir para verlo. BUEN CAMINO
0 0
Ruta relacionada
Ubicación
Localidades relacionadas
Perfil etapa
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.