Roncesvalles-Zubiri

0 valoraciones
15
16
11
Información
Imagen 678

Si bien gran parte de los romeros iniciaron su andadura el día anterior desde Saint Jean Pied de Port atravesando los Pirineos y la frontera entre Francia y España, esta jornada constituye el bautismo de fuego para un buen número de peregrinos. Desde Vivecamino.com te detallamos todo el transcurso de la etapa, sin duda una de las más duras y bonitas del Camino de Santiago

La etapa arranca desde Roncesvalles, emplazado a casi mil metros sobre el nivel del mar, y finaliza en Zubiri, a quinientos metros de altitud. Sin embargo, al llegar a la meta muchos peregrinos coinciden en la sensación de que apenas se ha perdido altura. Los tramos de descenso son largos y acusados y se combinan con exigentes rampas hacia arriba, transformando la jornada en una dura y preciosa etapa rompepiernas.

La etapa Roncesvalles - Zubiri (26,2 kilómetros) 

El Camino de Santiago se despide de Roncesvalles (755 kilómetros a Santiago) a través de una pista de gravilla paralela a la carretera (N-135). Justo a la salida de tan histórico enclave un cartel indica a los vehículos la distancia a la meta final. Poco a poco la gravilla deja paso a la tierra, y la N-135, que continúa muy próxima a la ruta, se pierde de vista por los robles, hayas, abetos y acebos del bosque de Sorginaritzaga, que en el idioma local significa robledal de las brujas.

En el siglo XVI, el bosque de Sorginaritzaga acogió la celebración de múltiples aquelarres (quema de personas acusadas de practicar la brujería impulsadas por el Tribunal de la Inquisición). A los pies del Camino se encuentra una réplica de la Cruz Blanca, plantada por la Iglesia para purificar la zona, que divide los términos municipales de Roncesvalles y de Burguete.

La Cruz de Roldán

La Cruz Blanca, como se puede leer en la base, también se conoce como la Cruz de Roldán. La leyenda cuenta que en este punto descansan los restos del popular comandante de Carlomagno, aunque los historiadores especializados lo descartan por completo. A finales del XVIII fue gravemente dañada por un rayo y pocos años más tarde las tropas revolucionarias francesas, que se habían tomado la leyenda al pie de la letra, le dieron el golpe de gracia, eliminando así un símbolo de la derrota de sus antepasados ante los vascones.

Su reconstrucción no se culminó hasta el 2006. Al llegar a una nave hay que tomar el sendero a la izquierda que devuelve el Camino de Santiago a la N-120, cruzar la carretera y avanzar por una pista de gravilla, dejando atrás un merendero. La ruta jacobea vuelve a salir a la carretera. Durante un pequeño tramo el peregrino comparte espacio con los vehículos hasta la entrada en el núcleo de Burguete (24 kilómetros a Zubiri), en el que los romeros disponen de todo tipo de servicios.

En Burguete

Esta pequeña localidad forma parte de la ruta Hemingway, ya que era uno de los puntos de visita obligada del afamado escritor durante sus estancias en Navarra. Antes y después de los Sanfermines, el autor de Fiesta se relajaba pescando truchas en el río Irati. A la altura de la oficina del Banco Santander, hay que girar a la derecha y descender por una pequeña rampa, cruzar un puente de madera sobre un riachuelo y tomar el sendero de tierra.

Magníficas vistas de las cumbres de los Pirineos.

Se salva un par de pequeños riachuelos a través de unas estructuras de piedra y descenso por carretera local hasta Espinal (20 kilómetros a Zubiri). Justo antes de que la N-120 abandone Espinal, se coge un cruce a mano izquierda bien señalizado. Aquí empieza la subida hasta el alto de Mezkiritz (19 kilómetros a Zubiri).

Pequeño tramo asfaltado y desvío hacia una rampa de gravilla en el que la proximidad de las verjas y las ramas de los árboles de las orillas pueden resultar agobiantes. Este es el tramo más exigente de la ascensión. Antes de coronar se atraviesa un basto prado por un estrecho sendero de tierra, aunque vale la pena desviarse unos metros de la ruta y caminar hacia el infinito para disfrutar de las espectaculares vistas del valle.

Unos metros más adelante, cruce con la carretera N-135. En el margen derecho del camino existe una lápida dedicada a Nuestra Señora de Roncesvalles en la que no suelen faltar flores. El romero se adentra en una zona arbolada en la que dominan las hayas y las bruscas pendientes a favor. Tras un nuevo encuentro con la carretera, se coge un estrecho camino a mano derecha hasta la llegada a una rotonda.

Tramo enlosado paralelo a la vía que ya no se abandona hasta Gerendiain, una pequeña localidad del ayuntamiento de Erro que reparte sus edificaciones a ambos lados de la carretera pero que concentra sus modestos servicios en el margen izquierdo. Gerendiain tiene un bar con terraza en la plaza principal en el que hacen bocadillos, la casa de turismo rural La Posada Nueva y un pequeño supermercado en el que no falta de nada (La Tiendita de Biskarret) justo a la salida del pueblo.

Último punto en el que es posible el avituallamiento hasta final de etapa. Esta pequeña pero histórica aldea contó con un hospital de peregrinos que funcionó hasta la inauguración del complejo de Roncesvalles.

Monumento a un peregrino japonés

La siguiente localidad en el Camino es la vecina Lintzoáin. Entre medias, un tramo de descenso, pastores y un montón de ovejas. En esta localidad, a pesar de ser la capital administrativa del valle, es complicado reponer fuerzas. El letrero de una conocida marca de cervezas a la salida del pueblo puede llevar a engaño. Es la sociedad gastronómica (las sociedades gastronómicas del País Vasco y Navarra suelen permanecer cerradas y solo es posible acceder a ellas a través de una invitación de un socio). De este modo, el peregrino que pretenda saciar la sed en Lintzoáin tendrá que conformarse con la fuente del pueblo.

El taxista local Patxi (649 725 951) es el encargado de cubrir la zona. Una exigente rampa sobre asfalto da paso a otra aún más dura sobre grava. El ascenso hasta el alto del Erro no es continuo y la combinación de violentos repechos con tramos de descenso dificulta su conquista. La dureza se compensa con la belleza del paisaje. Un majestuoso bosque en el que no domina ninguna especie sobre las otras de forma clara. Pinos, abedules y robles se reparten el protagonismo.

En una zona de descanso se encuentra un homenaje al peregrino japonés Shingo Yamashita, fallecido en el 2006. A su lado, un par de troncos colocados a modo de bancos.

En descenso para acabar

Ya en descenso, al dejar a mano izquierda unas grandes torres eléctricas, el Camino de Santiago se cruza con la carretera. Al otro lado de la misma continúa la ruta jacobea, aunque es inevitable realizar una pequeña parada para disfrutar de las vistas desde el mirador (4 kilómetros a Zubiri).

La bajada hasta Zubiri es uno de los trayectos más peligrosos de todo el Camino Francés. Cada año, multitud de peregrinos tienen que abandonar al poco de poner en marcha su aventura. Esguinces, torceduras, golpes... Algunas rampas parecen acantilados y el firme no acompaña, ya que piedras de todos los tamaños y formas se combinan complicando aún más el descenso. Conviene prestar mucha atención.

El descenso desde el alto hasta Zubiri son 4 kilómetros en los que no es extraño que se necesite emplear más tiempo que en los 4 de ascenso.

Roncesvalles - Zubiri en bici

Muchísima precaución en el descenso del alto del Erro hasta Zubiri. Se recomienda tomar la carretera. Incluso los muy expertos sufrirán para no echar pie a tierra. Todos los años se producen multitud de lesiones. Se realiza mucho descenso, pero alguna de las rampas que se encuentran en esta jornada son inolvidables. Muchos ciclistas optan por seguir la carretera, ya que el firme no acompaña en alguno de los tramos, aunque con una bicicleta de montaña se puede ir por la ruta jacobea sin mayor problema que un par de cercas y un par de riachuelos, en los que es necesario bajarse de la bicicleta. Para los que opten por el asfalto, la carretera no es muy transitada. Es una zona de gran tradición ciclista, por lo que los conductores de coches están habituados a convivir con gente circulando sobre dos ruedas. Y se nota.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Sin avatar
lgds6500 05/05/16 20:00:18
00
Es cierto, la bajada a Zubiri es bastante dura y peligrosa.
0 0
Ruta relacionada
Ubicación
Localidades relacionadas
Perfil etapa
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.