Comer y dormir

Guía de Santiago

3
Comer y dormir
Casco histórico / @ Mónica Ferreiros

Casco histórico / @ Mónica Ferreiros

Dicen que Santiago de Compostela es el pueblo más grande del mundo y a su vez la ciudad más pequeña del planeta. Y es que la capital gallega aúna las comodidades de los núcleos de reducido tamaño y las ventajas de las urbes más sofisticadas. Se cruza de punta a punta con un ligero paseo y no tiene nada que envidiar en cuanto a los servicios que ofrecen las grandes capitales. Solitarios y tranquilos rincones o bulliciosas calles de vinos, todo en un mismo escenario.

Sin duda,  el casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es la joya de la corona. Levantado piedra a piedra alrededor de la majestuosa catedral, muchas veces acapara todos los piropos de los forasteros. Pero Santiago es mucho más que su zona vieja. Desde su dinámico Ensanche hasta sus sencillos y encantadores barrios, a los más de dos millones de metros cuadrados de espacios verdes en los que coinciden turistas, estudiantes y vecinos.

El descubrimiento de la tumba del Apóstol en el siglo IX transformó para siempre este lugar sagrado, que hasta entonces era sitio de paso. Desde ese instante Santiago de Compostela no ha cesado de crecer y crecer. Y siempre respetando sus raíces.

Dónde dormir

 La tradición de Santiago de Compostela como ciudad de acogida queda fuera de toda duda. En la capital gallega hay dos albergues públicos y una amplia red de refugios privados. Entre los albergues públicos, el de San Lázaro, permite a los peregrinos pasar en él hasta tres noches.

Además, como lugar de destino turístico Santiago cuenta con una amplia oferta hotelera, con algunos emplazamientos muy significativos. En la misma praza do Obradoiro se sitúa el considerado por muchos como hotel más antiguo del mundo, el Hostal dos Reis Católicos, nacido en 1499 como Hospital Real con la función de acoger y asistir a los peregrinos. Ya como Parador de Turismo, conjuga lujo y calidad con una amplia tradición jacobea. Un museo con vida.

El convento de los franciscanos,  otro de los edificios emblemáticos de Santiago, también ofrece alojamiento. Según la leyenda, fundado por el mismísimo San Francisco de Asís, el Hotel Monumento San Francisco se ha convertido en uno de los lugares de referencia tanto para compostelanos como para forasteros. Disfrutar de unas excepcionales vistas mientras se nada unos largos en su piscina climatizada es una experiencia inolvidable. A cien metros de la Catedral.

Además de estas dos joyas, Santiago cuenta con una importante red hotelera distribuida a lo largo de la ciudad. Grandes cadenas internacionales, pequeños hoteles con encanto escondidos en pleno casco viejo como el Costa Vella, el minimalismo de pensiones de vanguardia como Acibeche o los tradicionales albergues se complementan y conviven a la perfección en una ciudad que presume de contar con más de 120 establecimientos hoteleros.

Dónde comer

Santiago de Compostela, como capital de Galicia, es el estandarte de la cocina regional. A su mercado de Abastos llegan cada día los manjares más exquisitos del Atlántico y las carnes y las verduras más sabrosas del planeta. En esta plaza se mezclan las estrellas Michelín con los universitarios más torpes y las amas de casa más experimentadas. Todos con el mismo objetivo: hacerse con el mejor producto al precio más bajo.

A las pocas horas, esta excelente materia prima estará cocinada con sabiduría y mimo para someterse al veredicto de los paladares más exigentes a lo largo de los más de mil establecimientos hosteleros con los que cuenta la ciudad del Apóstol.

El cogollo de la hostelería más tradicional se encuentra en las calles del Franco y la Raíña. En esta zona aledaña a la Catedral se puede disfrutar desde las tapas de orella que acompañan a los vinos a los prohibitivos percebes, pasando por raciones de pulpo y pimientos de padrón. Todo, regado con los mejores vinos Mencía, Albarño y Ribeiro. A pesar de que estas dos calles son las que aglutinan un mayor número de bares y restaurantes por metro cuadrado, el resto del casco histórico también está plagado de negocios hosteleros.

Ya fuera de las murallas, otra de las zonas en la que los compostelanos suelen disfrutar de la buena mesa es la rúa de San Pedro. El producto, el protagonista, es el mismo. No se pierde la esencia, pero se advierten aires nuevos tanto en técnica como en la presentación.

Dado el carácter peregrino y universitario de la ciudad, conviene destacar que a lo largo de la misma se ofrecen infinidad de menús a un precio muy ajustado. Además, Santiago no es ajena a las cocinas de otros rincones del mundo. En Compostela también hay sitio para los amantes de la comida mediterránea, italiana, argentina, japonesa, turca o americana.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
Alejandro Ruiz
Staff
Alejandro Ruiz 24/05/16 14:17:39
11
¡Estoy seguro de que nadie pasará hambre!
1 1
Pedro Gómez
Pedro Gómez 25/05/2016 19:10:18
1
Si pasas hambre en Galicia... posiblemente aún no hayas llegado a Galicia XD
1
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.