Redondela

Localidad

1 valoraciones
5
5
3

Qué ver en Redondela

Redondela ©Panoramio /farrangallo

Redondela ©Panoramio /farrangallo

La llegada a Redondela siguiendo las indicaciones del Camino no podía hacerse desde un enclave mejor, ya que el peregrino aterriza desde la carretera nacional junto al convento de Vilavella. Este histórico edificio pertenece a la orden de San Lourenzo Justinianeo y fue fundado en el año 1554. A lo largo de la historia sufrió múltiples transformaciones y la parte que se encuentra menos modificada fue la iglesia. Esta edificación se compone de una nave rectangular dividida en cinco tramos por arcos que se corresponden en el exterior con otros tantos contrafuertes.

Las últimas monjas se fueron en los años 50 y desde entonces el convento se ha convertido en un centro hotelero para eventos como bodas y banquetes. Desde esa zona el peregrino debe encaminarse por la calle Crespo, una zona comercial muy transitada y llena de vida desde la que podrá apreciar el esplendor de los viaductos. El municipio está presidido por estas infraestructuras, del siglo XIX, consideradas como Bien de Interés Cultural.

El viaducto a Madrid está hoy en desuso pero el de Pontevedra continúa en activo y por él circulan trenes a diferentes horas. De entre ellos el más antiguo es el de Madrid, construido siguiendo el modelo de Eiffel, aunque aquí se utilizó como base la tradicional cantería.

Funcionó desde 1876 como parte de la línea que unía Vigo y Ourense. Este viaducto soportó el paso de los trenes durante más de un siglo, sin embargo la Compañía de Ferrocarriles nunca aprobó las obras. Esto provocó el suicidio de uno de sus mentores por el retraso de los pagos, tirándose desde el alto del viaducto.

Es el de más longitud con un total de 411 metros. El viaducto de Pontevedra, inaugurado en 1884, nació para comunicar la línea entre Vigo y la meseta y Pontevedra. En la actualidad está en servicio y se pueden ver y escuchar pasar los trenes. Si el peregrino continúa por la calle Padre Crespo podrá vislumbrar el Pazo de Petán o Santa Teresa. Esta construcción fue fundada por García Prego de Montaos y Sarmiento, general de la Orden Benedictina y Obispo de Jaca y Mondoñedo.

Data del siglo XVII y en su torre almenada se pueden observar sus amplios arcos. Sin salir de la calle se llegará a la Plaza de Rivadavia. En este lugar, cruzado por un pequeño afluente del río Alvedosa (que discurre paralelo al casco urbano) se encuentra el albergue público de peregrinos.A escasos metros se puede disfrutar de la fachada de la casa de Alfóndega, una construcción del siglo XVI que tiene en su fachada principal una puerta terminada en un arco de medio punto y dos escudos de diferentes familias nobles. En la actualidad funciona como restaurante. Detrás del edificio se encuentra el mercado agrícola donde antiguamente se realizaba la compra y venta de semillas.

El peregrino debe tener cuidado para no perderse en el entresijo de calles que se cruzan a lo largo del casco viejo de Redondela, aunque en realidad los caminos son paralelos y acaban desembocando en la ruta principal, en la que se encuentra la Alameda de Redondela, zona verde de referencia de los vecinos.

Redondela ©Panoramio / Carlos Sieiro del Nido

Redondela ©Panoramio / Carlos Sieiro del Nido

Continuando por la calle Isidoro Queimaliños, los caminantes tendrán que desviarse unos minutos a su derecha para poder disfrutar de la iglesia de Santiago Apóstol y la casa rectoral. El conjunto primitivo de la primera edificación está datado en la primera mitad del siglo XV, aunque está asentado en una edificación mucho más antigua que ya fuera consagrada por el arzobispo Xelmírez en 1114, a la que se le añadieron con el tiempo las capillas de San Sebastián y San Benito, las dos de planta cuadrada y cubiertas con una bóveda de crucería.Ambas fueron terminadas a finales del siglo XV. En la misma zona, en la que cada año se realizan las danzas de las espadas y las penlas por las festas do Corpus, se encuentra también la casa rectoral, remodelada y en la que se puede observar un escudo heráldico de 1641. Es lo que se conserva de la construcción original, mucho más pequeña y situada a escasos metros de la edificación actual, que fue destruida por el ejército napoleónico. El recorrido prosigue por la calle Loureiro, de la que los visitantes se pueden desviar para disfrutar del bullicio de la Calle Ribeira, una de las avenidas principales.

Allí se encontrarán con la Fuente de Santiago Apóstol, que tiene los caños de agua decorados con cabezas de león con muchos detalles. El tramo urbano del Camino de Santiago a su paso por Redondela termina en la capilla de Santa Mariña, una construcción de reducidas dimensiones y planta casi rectangular edificada a comienzos del siglo XVIII. Cuenta con la típica portada barroca de cortina y destaca en su frente un rosetón de cuatro pétalos. La torre termina en una cúpula y en la parte derecha aparece un reloj de sol. En un principio se dedicó al espíritu Santo y hasta 1904 perteneció a la parroquia de Cesantes, pero luego se incorporó al casco urbano.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

El tiempo en Redondela

17°

18/09/2019

clear sky

Ubicación
Mapa de establecimientos en la localidad
Servicios
  • Conexión por autobus
  • Cajeros
  • Farmacias
  • Policía local986404599
  • Conexión por tren
  • Supermercados
  • Paradas de taxi
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom