Reportaje

El Camino de Santiago no es una carrera, ¿por qué debes tomártelo con calma?

Lo que el Camino de Santiago ofrece es para saborearlo lentamente, tomándonos nuestro tiempo, sin prisas, disfrutando de cada instante de lo que nos rodea.

Alto del Perdón (Camino de Santiago)

Alto del Perdón (Camino de Santiago)

🚶‍♂️ Si no te tomas el Camino con calma, puedes perderte lo mejor de todo

El Camino de Santiago cada año llega a más públicos, el éxito en los últimos tiempos es ya imparable y por lo tanto cada vez son más personas las que buscan informarse sobre etapas, rutas, consejos sobre cómo caminar o simplemente qué llevar en la mochila. Es muy habitual encontrar casos de peregrinos que debutan en el Camino de Santiago con pocos días disponibles para caminar, pero que quieren recorrer la mayor cantidad de kilómetros posible; queremos ver mucho, planificando etapas demasiado largas, caminando deprisa para llegar a Santiago lo antes posible, recoger nuestra compostela cuanto antes y volver a la rutina.

Este punto de partida se aleja mucho de lo que tradicionalmente consideramos como peregrinación, del espíritu del peregrino que busca en el Camino de Santiago un refugio para reflexionar, fundirse con su entorno y encontrar la fuerza que le ayude a continuar con su vida cotidiana. Se puede afrontar el Camino de Santiago desde muchos puntos de vista: buscando divertirnos con nuestros amigos, disfrutar del increíble paisaje, salir de nuestra zona de confort, hacer deporte, encontrar la tranquilidad que la rutina nos niega... Sin embargo, lo enfoques como lo enfoques, te recomendamos que siempre te lo tomes con calma. En el Camino de Santiago las prisas no son buenas por que puede llevarte a perderte muchas cosas positivas; te vamos a contar algunas de ellas: 

🌝 Dejar atrás el estrés que nos persigue en nuestra rutina

Tomarte con calma el Camino de Santiago, avanzando a tu ritmo (o al ritmo del más lento si caminas en grupo), te va a ayudar activamente a relajarte, a escapar de la rutina y de las prisas que desgraciadamente marcan nuestro día a día. El Camino de Santiago nos traslada a una situación totalmente distinta a lo que estamos acostumbrados, una situación en la que el tiempo se dilata y se rige por medidas distintas; nos ayuda a olvidarnos de los problemas por unos días (y seguramente a encontrar formas alternativas de afrontarlos). 

👓 Poder apreciar el entorno del Camino de Santiago como se merece

El Camino de Santiago, independientemente de qué ruta elijas para recorrerlo, goza de entornos naturales envidiables y de un patrimonio de gran valor que merece la pena conocer poco a poco y sin prisas. Acuérdate de levantar la mirada y disfrutar del entorno que te rodea, un entorno que cambia en cada estación y con rincones por los que nunca pasarías si no fuera caminando por estas rutas. Peregrinar a Santiago es también una oportunidad para visitar algunos puntos de interés que de otra forma no conoceríamos y para ello es muy recomendable guardar cada jornada varias horas por la tarde. 

🦶 Mantener a raya las lesiones, deshidrataciones, bajadas de azúcar...

Una de las principales causas de abandono en el Camino de Santiago por parte de los peregrinos debutantes es subestimar el reto que supone caminar etapas de más de 15 o 20 km cada día. Tómatelo con calma, sobre todo si es tu primera vez; para ello planifica tus etapas sin cargarte de kilómetros las piernas, para no hacer sobreesfuerzos que puedan acarrear lesiones que te puedan dejar tirado durante días. Si notas que el Camino se te hace cuesta arriba, no dudes en tomarte un día de respiro, incluso reservando en un alojamiento donde puedas descansar mejor; tu cuerpo te lo agradecerá.

🤔 Tomarnos nuestro tiempo para reflexionar

Peregrinando a Santiago vamos a tener muchos momentos de paz mientras caminamos en los que nadie nos moleste, lo que nos ayudará a sumergirnos en nuestro propio palacio mental. Si afrontamos el Camino con calma y sin prisas, tendremos tiempo para examinarnos a nosotros mismos, nuestra vida, nuestras decisiones y definitivamente aprender a valorar lo que realmente importa, saber "separar la paja del trigo".

🤝 Poder conocer a otros peregrinos con tranquilidad

Está bien que tengas en mente la meta de llegar por fin a Santiago de Compostela, pero no tengas demasiada prisa por llegar corriendo, dedica tu tiempo a conocer a otros peregrinos, sus historias, qué les ha llevado al Camino al igual a tú. En el Camino de Santiago puedes conocer peregrinos llegados de todos los rincones del mundo, de diferentes culturas y motivaciones, una experiencia que te puede enriquecer y que te ayudará a salir de tu zona de confort, de tu círculo habitual.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom