Astorga

Localidad

1 valoraciones
1
4
3

Qué ver en Astorga

Astorga ©Panoramio joseba andoni

Astorga ©Panoramio joseba andoni

Encuentro de culturas, Astorga se ha convertido con peso propio en una de las grandes paradas de la ruta jacobea. Dos milenios de historia y un amplio conjunto monumental la avalan. Siguiendo la sirga peregrina, algo que se encontrarán de inicio los caminantes es la muralla romana. En el siglo I, y desde que la población se convierte en ciudad romana, se levanta en el núcleo una primera muralla de piedra con tres torres circulares. En la segunda mitad de esa centuria el enclave crece, lo que afecta al sistema defensivo. En el siglo III se levanta una nueva muralla, de aproximadamente 2 kilómetros.

Tras atravesar la muralla a través de la puerta Sol, el romero deja a mano izquierda el antiguo hospital de las Cinco Llagas. Los refugios para peregrinos tuvieron una importancia suma en Astorga. De los 26 que llegó a haber durante la Edad Media, a comienzos del siglo XVI, y tras fusionarse varios entre ellos, ya solo quedaban 14. La cifra se redujo en el siglo XVIII hasta cuatro: el de San Juan, San Lázaro, Santo Tomé y el de las Cinco Llagas.

Este último refugio llegó a ser la sede de otros hospitales que, empobrecidos o a punto de desaparecer, se unieron a él. El edificio, restaurado, aún puede contemplarse, aunque, en la actualidad, es un centro social. El caminante prosigue itinerario urbano por la calle Padres Redentoristas y, tras llegar a la plaza San Bartolomé, puede visitar la iglesia de San Bartolomé (templo más antiguo de la ciudad) o aproximarse hasta el Museo Romano .

Está situado en uno de los edificios mejor conservados de la Astorga romana que aún preserva una ergástula, una estrecha cárcel subterránea. Excepto los lunes y los domingos por la tarde, de este museo parte diariamente a las 11.00 y 17.00 horas la conocida como ruta romana  durante la que se pueden visitar unas termas, el foro romano o un templo dedicado a la memoria del emperador Augusto. Tras la visita ya se accede a la bulliciosa plaza Mayor, donde se suceden tiendas de hojaldres, diversos bares y un conocido hotel.

En ella también se localiza el bello y elegante Ayuntamiento barroco. Construido entre 1683 y 1704, cuenta con dos torres y una espadaña, presidida por escudos y esculturas en la fachada. En la parte superior tiene dos maragatos, Juan Zancuda y Colasa, que marcan las horas mediante un original mecanismo. Conserva el famoso pendón de Clavijo, la histórica bandera que ondeó en la lucha contra los árabes. Fue portado el 23 de mayo del año 844 por el alférez real Luis Osórez, astorgano, durante la batalla que tuvo lugar en los alrededores de Nájera, en un collado denominado Clavijo, entre las tropas del rey astur-leonés Ramiro I y el califa Abderramán II. Recuerda la leyenda cómo durante la noche previa al combate, el monarca recibió en sus sueños la visita de Santiago Apóstol, quien le pronosticó la victoria que obtendrían los soldados de la fe.

Y así sucedió. Los guerreros asturianos mataron a 70.000 sarracenos y crearon la leyenda de Santiago Matamoros. En recuerdo de la gesta el monarca cedió al astorgano la bandera, la cual finalmente fue donada a la ciudad. Astorga creó a cambio una guardia especial, la Zuiza, que tenía cómo misión rendir homenaje y escoltar a la enseña mientras se la paseaba en el aniversario anual de la batalla. Esta tradición, perdida en el siglo XVIII, ha sido recuperada hace pocos años.

Tras continuar por la calle Pío Gullón el viajero se puede desviar hacia la contigua José María Goy, con su Museo del Chocolate. La elaboración de este alimento fue una de las principales industrias de la comarca durante los siglos XVIII y XIX. Toda esta tradición queda reflejada en este muse,o donde se pueden ver piezas litográficas, obsequios de las diferentes fábricas y el proceso seguido desde la artesanía hasta la mecanización. De vuelta a la vía se prosigue por las calles Postas y Santiago para acceder finalmente a la plaza Eduardo de Castro, donde se halla la oficina de información y varios de los conjuntos más emblemáticos.

Astorga ©Panoramio Carlos Sieiro del Nido

Astorga ©Panoramio Carlos Sieiro del Nido

A mano derecha se alza majestuoso el palacio de Gaudí. Encargado al genial arquitecto catalán para ser palacio episcopal, Gaudí lo inició pero no lo terminó. Palacio que formalmente se funde con la idea de castillo, es de planta de cruz latina, construido con granito traído del Bierzo. Nunca llegó a ser sede del obispo. Desde 1963 alberga el Museo de los Caminos, donde se exponen distintos motivos jacobeos, como una colección de figuras del apóstol Santiago, información sobre las rutas y la original Cruz de Hierro, del puerto de Foncebadón.

A pocos metros se halla uno de los lugares más inquietantes del enclave. Junto a la iglesia de Santa Marta, dedicada a la patrona de la ciudad, y a la pequeña capilla de San Esteban, del siglo XIV, se ubica la conocida como celda de las Emparedadas. Se trata de un recinto muy pequeño donde se encerraba a mujeres de por vida, obligadas o por propia voluntad, y allí permanecían hasta su muerte dedicadas al rezo y a la penitencia, no se sabe si como muestra de su exceso de virtud o como castigo por la demasía de su vicio. Hacia el exterior tenía una única ventana estrecha con barrotes y la siguiente inscripción: «Memor esto juditti mei, sic enim erit et tuum. Mihi heri et tibi hodie» (Acuérdate de mi condición, pues ésta será la tuya. Yo ayer, tú hoy). Los peregrinos a su paso les arrojaban comida a estas mujeres.

A escasos metros ya se accede a la catedral, de estilo gótico tardío. Se empezó a construir, tal y como se halla en la actualidad, en 1471, en el mismo solar donde la precedieron otras catedrales románicas. Sus dos torres gemelas, otra de las campanas y otra más antigua restaurada ofrecen la imagen más representativa del exterior, junto al característico color rojizo de la piedra. Se concluyó en el siglo XVIII. En sus almenas se puede localizar a un apóstol vestido de peregrino. Anexo a la catedral se halla el hospital de San Juan Bautista. Fue fundado por el cabildo catedralicio en el siglo XI para asistencia de los peregrinos. 

En 1756 se incendió y fue reconstruido posteriormente. La leyenda cuenta que fue aquí donde cayó enfermo san Francisco de Asís, en su peregrinar hacia Santiago. Parece ser que cuando el regimiento se dio cuenta de que había tenido hospedado al santo corrió tras él y le pidió que fundara un monasterio en la ciudad. Como destaca el cronista oficial de Astorga, Martín Martínez, «sea cierto o no, hay un hecho incontestable. Años después se fundó en Astorga el convento de San Francisco, situado a la entrada del Camino Francés al enclave, junto a la puerta Sol».

Puntos de interes de Astorga (1)

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
albe
albe 07/09/18 23:03:56
10
ASTORGA

ASTORGA

1 0
David Romero
David Romero 24/05/16 17:52:17
01
Aún tengo pendiente una visita a Astorga, que mi compañero de resi en la universidad es de ahí. Me habló maravillas de la zona.
0 1
Sin avatar
hugo astorga 16/03/2017 22:40:27
0
hola soy de argentina me apellido astorga y creo que en 2018 si Dios quiere voy visitar todas esa belleza.
0
El tiempo en Astorga

24/04/2019

moi nubrado

Ubicación
Mapa de establecimientos en la localidad
Servicios
  • Conexión por autobus
  • Cajeros
  • Farmacias
  • Guardia Civil987 615 128
  • Policía local987 616 080
  • Conexión por tren
  • Supermercados
  • Paradas de taxi
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado por Hyliacom