Reportaje

Recetas del Camino de Santiago para disfrutarlo también desde casa

Si te gusta la gastronomía, el Camino de Santiago y su entorno tienen una gran variedad de cocina tradicional que entra por los ojos y que conquista el paladar. Estas son nuestras 9 recomendaciones de platos que no debes dejar de probar.

Pulpo a feira | Wikimedia Commons

Pulpo a feira | Wikimedia Commons

La gastronomía del Camino de Santiago Francés

Uno de los mayores estímulos que puede encontrar cualquier peregrino es, sin lugar a ninguna duda, la rica y variada cocina española. Más concretamente, si recorremos las distintas etapas del Camino Francés, entraremos en contacto con una gastronomía incomparable y con una gran cantidad de productos típicos tanto del norte de la península ibérica como de comunidades autónomas como Navarra, La Rioja, Castilla y León o Galicia. 

Al finalizar cada etapa, los peregrinos tienen la oportunidad de descubrir un gran número de platos típicos de cada localidad, comarca o región por la que transcurran. Se pueden degustar guisos tradicionales que llevan entre nosotros generaciones (y que aún perviven), el mejor marisco, ricos postres caseros, carne de la mejor calidad… El entorno del Camino de Santiago tiene mucho que ofrecer, más allá de cientos de kilómetros de sendas y espectaculares panorámicas. 

Si en tus planes se encuentra recorrer el Camino Francés o disfrutar del Camino de Santiago desde casa, no te olvides de apuntar en una lista todos estos platos típicos y probarlos cuando tengas la oportunidad. ¡No te arrepentirás! 

¿Qué platos típicos del Camino de Santiago debes probar?

La cocina típica de regiones como Navarra o Galicia, por nombrar algunas, es tan amplia que intentar condensarla en solo unas pocas recomendaciones es imposible. Los gustos personales, por supuesto, también entran en juego. Es por ello que este listado es simplemente una "guía de inicio" de algunos platos que el peregrino no debe perderse en su viaje hasta Santiago, aunque sin duda hay muchos más que merecen la pena.

Bacalao al ajoarriero (Navarra, Aragón, Castilla y León...)

A pesar de que su origen no está muy claro, se relaciona con la figura de los arrieros, antiguos viajantes encargados de transportar mercancías por el territorio. El bacalao al ajoarriero es un plato caliente tradicional del centro-norte de la península, muy típico en zonas como Navarra, Aragón o León, por mencionar algunos. Sus ingredientes estrella son el bacalao, pimiento verde y rojo, ajos, cebolla, tomate, aceite de oliva y sal. No obstante, existen diferentes formas de prepararlo (al estilo navarro, manchego…), todo dependerá del lugar que visitemos. 

¿Cómo preparar Bacalao al ajoarriero?

Ingredientes

  • 400 gramos de bacalao desalado
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gramos de tomate triturado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Paso a paso

  1. Pica la cebolla, el pimiento verde, el pimiento rojo y los dos dientes de ajo en trozos muy pequeños. Corta el lomo del bacalao en trozos medianos.
  2. Pon una sartén a calentar a fuego medio con un buen chorro de aceite de oliva. Una vez esté caliente, añade la cebolla picada hasta que se dore y seguidamente introduce el ajo, el pimiento verde y el pimiento rojo. Deja que las verduras se cocinen durante aproximadamente 10 minutos. Pasado este tiempo, agrega el tomate triturado y una pizca de sal.
  3. Mientras tanto, coloca en otra sartén un poco de aceite y añade los lomos del bacalao. Deja que se cocinen durante unos cinco minutos.
  4. Cuando el bacalao esté hecho, pásalo a la cazuela de las verduras. Finalmente puedes remover o dejar el sofrito encima del pescado.

Patatas a la riojana (La Rioja)

Otro de los platos más potentes de nuestra lista de recomendaciones son las patatas a la riojana. Se trata de un primer plato o plato único de gran sabor que ya tomaban los jornaleros del campo y que simplemente consiste en un guiso de patatas cocidas con chorizo, cebolla, ajo y pimientos. Su elaboración es verdaderamente simple, pero el resultado final requiere que los ingredientes sean de buena calidad.

¿Cómo preparar Patatas a la riojana?

Ingredientes

  • 1/2 kilo de patatas
  • 1 chorizo por persona
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharaditas de carne de pimiento choricero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal

Paso a paso

  1. En primer lugar, pela y corta las cebollas en juliana. Después, corta los dientes de ajo en filetes muy finos.
  2. A continuación, calienta un poco de aceite de oliva virgen extra en una cacerola y deja que se cocinen a fuego suave durante aproximadamente diez minutos. Cuando empiecen a dorarse, añade el chorizo en rodajas y sin piel. Sofríe hasta que la carne quede hecha.
  3. Seguidamente se introducen las patatas que previamente hemos cortado, lavado y chascado (cortarlas sin llegar al final y hacer palanca para arrancar los trozos). Es importante hacerlo de esta forma, ya que sino la hortaliza no soltará almidón. 
  4. Añade sal al gusto, dos cucharaditas de carne de pimiento choricero y una hoja de laurel. Liga bien los ingredientes, dejando que las patatas se cocinen durante un par de minutos.
  5. Por último, agrega agua y deja que se cocine hasta que las patatas estén tiernas.

Sopa de ajo (Castilla y León)

La sopa de ajo, también conocida como sopa castellana, es un plato típicamente castellano leonés, de procedencia humilde y cuyos ingredientes pueden variar según el cocinero. Consiste en una sopa hecha de agua o caldo, pan, ajo, aceite de oliva, laurel, pimentón dulce, sal, pimienta y huevo escalfado, aunque algunos le echan jamón o chorizo. De ingredientes comunes y baratos, es una de las grandes maravillas de la “comida pobre española” y uno de los platos típicos que encontrarás recorriendo la ruta jacobea.

¿Cómo preparar sopa de ajo?

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • 1 huevo por persona
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 250 gramos de pan duro
  • 100 gramos de jamón en taquitos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal

Paso a paso

  1. Primero, añade a una cazuela un poco de aceite de oliva virgen extra y calienta a fuego medio. Introduce los ajos cortados en rodajas y, cuando estén un poco dorados, debes retirarlos y guardarlos para más adelante.
  2. Después, en el mismo aceite, sofríe los 100 gramos de jamón a taquitos. Cuando encuentres que el jamón está más o menos cocido, apaga el fuego y agrega una cucharadita de pimentón dulce. Remueve hasta que los ingredientes estén bien ligados.
  3. Una vez hecho esto, vuelve a calentar la cazuela a fuego alto y añade el pan cortado en rebanadas. Con paciencia, remueve el pan hasta que se tueste.
  4. A continuación, agrega un litro de agua, sal al gusto, la hoja de laurel, el jamón y los ajos que previamente hemos cocinado. Cuando el agua rompa a hervir, se reduce a fuego lento y se  deja cocinar durante unos 20 minutos aproximadamente.
  5. Finalmente, antes de servir la sopa, vierte los huevos para que se hagan escalfados y listo. 

Lechazo asado (Castilla y León)

Elaborado en horno de leña en asadores especializados, el lechazo asado es uno de los platos tradicionales más populares de Castilla y León. Servido en cazuelas de barro, la diferencia con el cordero asado es que el lechazo proviene de un cordero aún sin destetar, siendo su preparación todo un arte en la cocina. 

¿Cómo preparar lechazo asado?

Ingredientes 

  • 1/4 de lechazo
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal

Paso a paso

  1. Se sala el cordero con sal fina y, con la piel hacia abajo, se coloca en una fuente de barro.
  2. Luego se baña con aceite de oliva y se introduce en el horno, el cual debe estar fijado a una temperatura de 170 grados. Cada 15 minutos calcularemos el tiempo de horneado de aproximadamente una hora.
  3. Después de cada cuarto añadimos agua para evitar que quede seco. 
  4. Una vez pasado este tiempo, dale la vuelta y riégalo con los propios jugos que ha soltado el cordero en la bandeja. Hornea el tiempo que sea necesario para que la piel se dore. 

Cocido maragato (Castilla y León)

Similar al cocido madrileño o el cocido lebaniego, el cocido maragato es uno de los platos calientes más tradicionales de la provincia de León, proveniente de la comarca de la Maragatería. Se trata de un guiso de las gentes del campo, un plato fuerte para dar energías para toda una jornada de trabajo. Consiste en una sopa con garbanzos, berzas y varios tipos de carnes de la vaca o el cerdo, siendo una de sus particularidades que se sirva al revés que otros cocidos: primero la carne, luego los garbanzos y por último, la sopa. 

¿Cómo preparar cocido maragato?

Ingredientes

  • 200 gramos de garbanzos
  • 150 gramos de lacón o codillo de cerdo
  • 150 gramos de cecina
  • 150 de gallina
  • 100 gramos de patatas
  • 100 gramos de tocino
  • 300 gramos de morcilla o zancarrón
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de caña
  • 1 rastra de chorizo
  • 1 oreja de cerdo
  • 1 manita de cerdo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal

Paso a paso

  1. Deja los 200 gramos de garbanzos en remojo durante unas 12 horas antes de iniciar la receta.
  2. Llena una cazuela grande con abundante agua y sal. Introduce toda la carne excepto el chorizo (se reserva para más adelante). En el momento que rompa a hervir, además de bajar el fuego a intensidad media, quita la espuma. El tiempo de cocción de la carne debe ser de alrededor una hora.
  3. Pasados esos 60 minutos, añade la cebolla y los garbanzos. Cuando los garbanzos quedan hechos, introduce el chorizo y las patatas peladas. 
  4. Una hora después corta el repollo y ponlo a cocer durante 20 minutos. En el momento que queda cocinado, coloca el agua de la cocción en la cazuela de la carne (cabe recordar que debe estar a fuego medio/bajo)
  5. Mientras tanto, pica los dos dientes de ajo y cocínalos hasta que se doren en una sartén. A continuación, pon una cucharadita de pimentón y remueve rápidamente para que no se queme durante unos segundos. Añade en la sartén el repollo cocido y sofríelo.
  6. Finalmente, saca toda la carne, los garbanzos y el repollo en una bandeja. Una buena idea es aprovechar el caldo para cocer unos fideos para acompañar el cocido.  

Pulpo a feira (Galicia)

El pulpo a feira quizás sea el plato más característico de toda la cocina gallega junto con la empanada tradicional, muy popular en fiestas o ferias, donde se sirve como tapa. Consiste en un pulpo entero cocido para ablandar su dura carne que se sirve en rodajas, acompañado de aceite de oliva, sal gorda y pimentón. Aunque tradicionalmente asociamos el "pulpo a la gallega" con las patatas en rodajas, lo cierto es que esta costumbre es más propia del resto de España que de Galicia. 

¿Cómo preparar pulpo a feira?

Ingredientes

  • 1 pulpo (la cantidad dependerá de cuánto quieras hacer)
  • Pimentón dulce o picante
  • Sal gruesa
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso a paso

  1. Congela el pulpo nada más comprarlo, de este modo quedará mucho más tierno.
  2. 12 horas antes de elaborar la receta, descongela el pulpo de la nevera, así no romperás la cadena de frío.
  3. Una vez queda descongelado, añade abundante agua en una olla grande. Calienta a fuego alto para que el agua llegue a ebullición.
  4. Cuando rompa a hervir, separa las patas del pulpo con unas tijeras o cuchillo y sumerge las piezas de una en una dándoles “sustos”. Para ello es tan fácil como sujetar una pata con los dedos o unas pinzas de cocina, dejando que la pieza esté en el agua hirviendo entre 2 y 3 segundos. Repite este proceso 3 veces seguidas, y a la tercera deja la pata dentro de la cazuela. Haz lo propio con las demás piezas. 
  5. En el momento que quedan todas las patas asustadas, cuenta 30 minutos y mantén el fuego a temperatura alta. 
  6. Pasado este tiempo, escurre el agua con ayuda de un colador y corta el pulpo con cuidado de no quemarte en rodajas. 
  7. Añade pimentón dulce o picante (según tus gustos), una pizca de sal gorda y aceite de oliva virgen extra. 

Caldo gallego (Galicia)

El caldo gallego es otro de los platos más conocidos de toda la gastronomía gallega y a la vez uno de los más sencillos y sanos. Consiste en una sopa de verduras cocidas, como grelos, berzas, repollos, además de patatas o alubias a la que se añade grasa de cerdo (también panceta o chorizo) para darle su particular sabor. Lo cierto es que existen muchas variantes del caldo gallego, todas ellas aptas para calentar al peregrino tras una dura jornada de Camino. 

¿Cómo preparar caldo gallego?

Ingredientes

  • 150 gramos de habas pequeñas
  • 500 gramos de patatas
  • 250 gramos de lacón
  • 50 gramos de tocino de cerdo salado
  • 2 chorizos frescos
  • 1 manojo de grelos
  • 1 hueso de espinazo de cerdo
  • Sal

Paso a paso

  1. La noche anterior a la preparación, deja en remojo las habas y el lacón. 
  2. Vierte en una olla grande y alta dos litros de agua con sal al gusto e introduce las habas junto con la carne excepto los chorizos para que se cocinen durante una hora y media.
  3. A continuación, pela y corta las patatas chascándolas para que suelten almidón. Una vez hecho esto, introdúcelas al caldo con los dos chorizos. 
  4. Mientras los ingredientes se van cocinando, lava la verdura, córtala en trozos pequeños y añádela en la olla. Finalmente, en el momento que quede completamente cocida, rectifica la sal si es necesario. Listo para servir.

Tarta de Santiago (Galicia)

Es casi de obligado cumplimiento probar la tarta de Santiago al llegar a la ciudad del Apóstol, un postre legendario que se puede encontrar en casi todas las pastelerías tradicionales (no solo de Galicia, también en muchos otros puntos del Camino de Santiago). La tarta de Santiago, por definición uno de los platos típicos del Camino de Santiago, lleva almendras, huevo, azúcar, ralladura de limón y mantequilla.

¿Cómo preparar tarta de Santiago?

Ingredientes

  • 250 gramos de almendra molida cruda o sin piel
  • 250 gramos de azúcar blanquilla
  • 50 gramos de azúcar molido o glass para adornar
  • 5 huevos grandes
  • 5 gramos de canela molida
  • 1/2 chupito de aguardiente de hierbas
  • Mantequilla
  • Ralladura de la piel de un limón y medio

Paso a paso

  1. Empieza por moler las almendras crudas o sin piel con ayuda de una picadora. Lo ideal es picar 125 gramos por un lado y 125 gramos por otro con diferentes gramajes (uno muy fino y otro más grueso para que se note). 
  2. A continuación, introduce las almendras picadas en el horno durante 10 minutos a una temperatura de 120 grados. También puedes hacerlo en una sartén, tostando a temperatura media/baja.
  3. Ahora coloca en un bol los 250 gramos de azúcar blanquilla y los 5 huevos grandes en un bol. Bate con energía para que se liguen bien los ingredientes. Añade la ralladura de la piel de un limón y medio y los 25 mililitros del licor de hierbas.
  4. Saca las almendras del horno y deja que se enfríen. Cuando esté tibia, incorpora la crema que has preparado y mezcla con una espátula. 
  5. Una vez hecho esto, precalienta el horno a 180 grados arriba y abajo. Unta el molde con un poco de mantequilla para que la masa no se pegue y vierte la mezcla.
  6. Introduce la tarta en el horno a 180 grados durante unos 30 minutos más o menos. La superficie debe dorarse. 
  7. Durante los 10 últimos minutos en el horno pon un trozo de papel de aluminio para que no se queme. 
  8. Finalmente, cuando la tarta queda completamente horneada, decora al gusto con azúcar molido o glass. 

Filloas (Galicia)

Se trata de otro gran y típico postre de la cocina gallega, muy similar a las crepes francesas. Las filloas son tradicionales de la época de carnavales normalmente rellenas de dulce, aunque originalmente incluían sangre de la matanza. Entre sus ingredientes, se encuentra el huevo, la harina o el aceite y se suelen hacer tanto con caldo de cocido como con leche.   

¿Cómo preparar filloas?

Ingredientes

  • 200 gramos de harina
  • 500 mililitros de leche entera o caldo de cocido
  • 100 mililitros de agua
  • 5 huevos medianos
  • Tocino de cerdo sin magro o aceite de oliva
  • Sal

Paso a paso

  1. Vierte en un bol la leche, el agua, la harina, un pellizco de sal y los huevos. También se puede usar caldo de cocido en lugar de agua y leche.
  2. Bate bien los ingredientes con una batidora y deja reposar la solución durante una hora para que termine de esperar.
  3. Pasado este tiempo, usa una sartén antiadherente al fuego, unta la base con tocino de cerdo o aceite de oliva. 
  4. Cuando esté caliente, añade un cucharón generoso, debe quedar una fina capa. Mantén la filloa en el fuego hasta ver que está dorada por su parte inferior. Levanta las esquinas y cocina durante uno o dos minutos la otra cara.
  5. Repite el proceso hasta terminar la crema de filloas.

Relacionados

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente
albe
albe 25/08/18 12:30:35
10
El caldo gallego me cautivo al igual que una ensalada con queso de ARZUA y nueces
1 0
Sin avatar
Alain Juncy 24/08/18 17:35:25
30
Si, la gastronomía del camino existe como lo explicáis muy bien. Pero tampoco hay que olvidar que el "menu del peregrino" existe también en casi todos los restaurantes del camino: macarrones, lentejas, lomo de cerdo o pollo a la plancha, etc...y que es el menu de 80 % de los peregrinos...
3 0
Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom