Reportaje

10 errores en el Camino de Santiago que debes evitar en 2023

Te contamos cuáles son algunos de los errores que se cometen al realizar el Camino de Santiago y cómo evitarlos para mejorar tu experiencia

Peregrinos realizando el Camino De Santiago - Envato Elements

Peregrinos realizando el Camino De Santiago - Envato Elements

10 errores que debemos evitar al realizar el Camino de Santiago

Hacer el Camino de Santiago es toda una experiencia. El tener que caminar diariamente durante horas y recorrer decenas de localidades, es todo un desafío a la voluntad y a las capacidades físicas de uno mismo que hace sentir al que lo supera una sensación de orgullo y alegría. Y si bien es cierto que cuando llegamos a la Catedral de Santiago sentimos una felicidad plena, también es el momento en el que se nos vienen a la cabeza los errores que hemos cometido y que estamos seguros de que no volveremos a cometer la próxima vez que recorramos el Camino de Santiago. 

Para evitar que este año nuevos peregrinos cometan los mismos errores, hemos recopilado una lista de los más comunes y que pueden empeorar esta experiencia, por lo que debemos evitar caer en ellos a toda costa. ¡Apúntalos!

Olvidar que es tu primer Camino

Si eres un peregrino primerizo, es muy importante que lo tengas en cuenta, ya que esto requerirá de un mayor trabajo previo. Será importante que no escojas una ruta por su belleza, sino aquella que mejor se adapte a tu situación de preparación y tiempo, evitando así que el Camino de Santiago se convierta en una mala experiencia para ti. 

Además, es imprescindible que te informes muy bien sobre elementos tan importantes como el entrenamiento, la ropa y la mochila. Y no lo olvides, si es tu primer camino, déjate aconsejar, los peregrinos que te acompañarán durante esta aventura pueden tener mucha experiencia, por lo que nunca está de más escucharlos si te quieren asesorar.

No entrenar para el viaje

Tengas o no experiencia, es imprescindible que entrenes antes de emprender tu aventura. Además, habrá que hacerlo teniendo en cuenta las condiciones de la ruta que tengas en mente recorrer, ya que influirá la presencia o no de cuestas y el peso de la mochila.

Esto es muy importante, ya que si comenzamos el viaje sin estar preparados, tenemos más probabilidades de cansarnos fácilmente así como de lesionarnos, lo que en algunos casos podría obligarnos a volver a casa antes de tiempo. 

Además, si hacemos el Camino en grupo y no estamos físicamente preparados podremos retrasar a los demás, desajustando así la previsión de las etapas diarias.

No planificar el viaje

Si crees que el Camino de Santiago es un viaje completamente improvisado, sentimos decirte que no es así. Si bien es cierto que debemos ir relajados y disfrutando el día a día sin meternos demasiada prisa, hay ciertos elementos que debemos llevar totalmente estudiados y planeados.

En primer lugar, es muy importante saber con antelación en qué época del año vamos a realizarlo. Así, conoceremos con mayor exactitud el clima, lo que nos permitirá llevar la ropa adecuada e incluso puede que nos ayude a decidirnos por un camino o otro.

Una vez que sepamos el momento del año y la ruta que realizaremos, tendremos que planificar nuestras etapas, estableciendo un recorrido diario de mayor o menor distancia dependiendo de nuestra preparación. Además, y sobre todo en verano debido a la masificación, una buena opción es reservar un sitio en los lugares en los que dormiremos. Si bien es cierto que los albergues públicos no cuentan con esta opción, existen otros lugares en los que sí es posible. 

Organizando el Camino De Santiago - Envato Elements

Organizando el Camino De Santiago - Envato Elements

Ir con el tiempo justo

Recorrer el Camino de Santiago es una experiencia en la que lo ideal es poder ir con tranquilidad. Durante las etapas recorreremos un montón de pueblos y lugares en los que nos gustaría parar, y si tenemos el tiempo justo no podremos hacerlo, perdiendo así la posibilidad de disfrutar tranquilamente de ciertos paisajes e incluso de la gastronomía local.

De la misma manera, ir apretados de tiempo puede suponer un cansancio extra. Si por ejemplo viajar hasta el punto del que partiremos ya supone un día duro, quizás comenzar el Camino al día siguiente no sea la mejor opción. Por ello, debemos planificar nuestro viaje contando con todos estos elementos para una mejor experiencia.

Además, no podemos olvidar que siempre existe la posibilidad de que surjan imprevistos, por lo que tener unos días extra para que esto no suponga un problema siempre será la mejor opción. 

Ir demasiado rápido

Algo que todos los peregrinos deben tener en cuenta es que el Camino de Santiago no debe ser tomado nunca como una carrera. Muchos caminantes aceleran su paso para llegar de primeros a los albergues y no perder su sitio, lo que además de provocar un mayor cansancio, los priva de disfrutar verdaderamente del recorrido. Como mencionamos anteriormente, esto puede solucionarse planificando nuestro viaje con antelación.

Otra situación que también debemos evitar es ir al ritmo de los demás, sobre todo si viajamos solos. Hay que tener en cuenta que cada uno debe realizar su Camino, ya que lo más importante es disfrutar la experiencia, que debe ser única para cada peregrino. Si te apetece parar a descansar o a visitar algo hazlo, no te preocupes por ir más despacio que los demás. 

Sobrecargar la mochila

Uno de los elementos más importantes y que nos acompañará durante toda nuestra aventura es la mochila. Y aunque esta debe incluir lo que necesitamos diariamente, es imprescindible que sea lo exclusivamente necesario.

Muchos peregrinos llevan la mochila sobrecargada con cosas 'por si acaso', lo que hace que esta pese excesivamente y produzca dolores de espalda y un mayor cansancio. No olvides que a lo largo del Camino podremos encontrar sitios donde comprar lo que necesitemos, por lo que no hace falta llevar de todo desde el comienzo. 

Si crees que la mochila puede ser un problema para ti, recuerda que existe la posibilidad de realizar el Camino sin ella, ya que hay empresas que se encargan de recogerla al comienzo de tu etapa y entregártela al final de la misma. Es seguro, cómodo, y además es muy flexible.

Mochila para el Camino De Santiago - Envato Elements

Mochila para el Camino De Santiago - Envato Elements

Llevar ropa inadecuada

Vestirse con ropa inadecuada para caminar durante días puede ser un error muy grave. Recorrer una media de 25 kilómetros al día supone un esfuerzo, por lo que debemos de llevar un equipamiento adecuado como ropa deportiva, transpirable para el sudor, y que nos resulte cómoda. Además, esta ropa suele pesar menos, lo que también es un punto a favor para nuestra mochila. 

Otro elemento a tener en cuenta para elegir nuestra ropa será el tiempo, ya que esta debe ser específica según las condiciones climatológicas. Por ejemplo, si emprendemos nuestra ruta en una época en la que existe probabilidad de lluvia, será imprescindible llevar un chubasquero en la mochila, ya que caminar mojados durante horas puede ser incluso peligroso. 

Además, llevar calzado adecuado también es indispensable. Entre todos los consejos sobre el calzado que debemos escoger para realizar el Camino, destaca el de entrenar previamente con aquellos zapatos que tengamos planeado llevar, ya que así podremos saber si realmente son cómodos o nos pueden causar problemas.

Descuidar tus pertenencias

Si bien el Camino de Santiago es seguro, no debemos descuidar nuestras pertenencias, sobre todo cuando hacemos paradas para comer o descansar, ya que aunque no suelen ocurrir robos, si estamos atentos a nuestras cosas podremos hacer todavía más segura esta experiencia.

Además, aunque tampoco es común, debemos desconfiar de los desconocidos si se acercan a nosotros con la excusa de ayudarnos con nuestra mochila o nos recomiendan senderos alternativos. Al fin y al cabo, ser precavidos puede ahorrarnos un disgusto. 

Olvidar inmortalizar el momento

Si bien es cierto que esta es una aventura para desconectar de la rutina y conocernos un poco mejor a nosotros mismos, algunos peregrinos olvidan por completo inmortalizar algunos momentos y al final del viaje se arrepienten de no tener apenas recuerdos del mismo.

Por ello, aunque no estemos pegados al teléfono, nunca está de más fotografiar aquellos lugares que más nos gusten, así como hacernos fotos con nuestros amigos y los que hagamos durante el Camino. Con el paso de los años agradeceremos tener todos estos recuerdos.

Peregrino fotografiando la Catedral - Envato Elements

Peregrino fotografiando la Catedral - Envato Elements

No respetar los valores del Camino

Algo que todos los peregrinos deben cumplir es respetar los valores del Camino de Santiago. Durante nuestra aventura nos encontraremos con muchas personas, algunas de diferentes lugares y culturas, por lo que el respeto y la amabilidad debe estar siempre presente. Además, no podemos olvidar que tras una larga etapa el descanso es esencial, por lo que si compartes albergue con otros peregrinos, recuerda que debes respetar su descanso y no molestar en las horas de sueño. 

De la misma manera, es obligatorio respetar el medioambiente. Son muchos los peregrinos que cada año recorren el Camino de Santiago, más de 400.000 solamente en 2022, por lo que es imprescindible que todos aportemos nuestro granito de arena y cuidemos el entorno. No dejes restos de comida ni envoltorios, utiliza las papeleras y lleva contigo pequeñas bolsas para recoger tus necesidades en el caso de que se dé una situación complicada. Recuerda, el Camino es de todos.

Actividad

Para vivir el camino debes estar registrado y/o logueado. ¡Da el primer paso y empieza tu historia!

Actividad reciente

No hay ningún comentario en este muro social

Últimos contenidos
Consejos
Curiosidades
La Voz de Galicia La Voz de Asturias

Puntos de interés

Localidades | Albergues | Alojamientos | Restaurantes | Guarnicionerías | Médicos | Puntos de interés | Talleres de bicicletas

Contactar | Política de privacidad | Política de Cookies | Condiciones generales | Aviso Legal | Autoría | Mapa Web | Consentimiento

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (ESPAÑA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo, Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649

Desarrollado y administrado por Hyliacom